• El año pasado, se estima que un anuncio de 30 segundos en el Super Bowl tuvo un costo promedio de 5.6 millones de dólares

  • Antes que Trump, el ex-presidente Barack Obama también colocó publicidad en el enfrentamiento, en su edición 2008

  • Sin embargo, el político demócrata decidió colocar sus anuncios en televisoras locales y no en la transmisión nacional

Es indudable que la edición 2020 del Super Bowl está recuperando el poder que había perdido poco a poco en años pasados. Los últimos meses, más y más marcas han anunciado su muy esperado regreso al evento, en la forma de publicidad. Grandes marcas como Olay, Snickers y hasta Coca-Cola volverán a estar presentes en el enfrentamiento de la NFL después de una corta ausencia. También debutarán nombres del tamaño de Facebook, Sabra y Pop-Tarts.

Se trata también de una victoria muy necesaria para la publicidad del Super Bowl. De acuerdo con Statista, los costos de correr un anuncio durante el enfrentamiento de la NFL aumentaron de forma estable con el transcurso de los años. Y aunque habría establecido un récord de consumo a través de plataformas de streaming, se hundió en TV, según TechCrunch. A eso se deben sumar las críticas del HBR, que duda la capacidad del evento para ayudar a las marcas.

Así pues, todo apunta a que el Super Bowl podrá recuperar la gloria perdida en la edición de este año. Al menos eso era lo que se esperaba. Pero hay una posibilidad de que la estrategia de publicidad del evento pueda verse deteriorada por la presencia de algunos anunciantes. En particular, de un agente que podría generar un enorme rechazo de parte de las audiencias e incluso de algunas de las otras marcas. Se trata, por supuesto, del presidente Donald Trump.

Trump también debutará en el Super Bowl 2020

De acuerdo con AdAge, el actual presidente de los Estados Unidos (EEUU) compró un espacio comercial para promocionar su campaña electoral en el próximo Super Bowl. Tim Murtaugh, directo de comunicaciones del esfuerzo de reelección del magnate para 2020, se espera que su publicidad tenga una duración de 60 segundos. Asimismo, apuntó que se reservó espacio con Fox desde diciembre pasado. Pero no fue sino hasta la semana pasada que hizo el pago.


Notas relacionadas


Murtaugh no comentó exactamente cuál será el mensaje de la publicidad que correrá Trump en el Super Bowl. Sin embargo, sí reafirmó que la campaña de reelección del republicano está redoblando la apuesta de marketing. Esto, porque están tratando de llegar también al público latino, afroamericano y de mujeres de EEUU. Junto con el ahora presidente, el millonario y aspirante a la presidencia Mike Bloomberg también lanzará un comercial durante el evento.

¿Problemas de marca para la publicidad del Super Bowl?

Las elecciones de 2020 en EEUU se han convertido en un tema bastante espinoso en términos de publicidad. A finales de octubre, Twitter apuntó que dejaría de aceptar cualquier anuncio de corte político, tanto en Norteamérica como en el resto del mundo. Hace semanas que Spotify imitó a la plataforma de microblogging, con una prohibición temporal. Facebook y Google se vieron forzados a incrementar sus filtros y políticas hacia los esfuerzos de Trump y rivales.

Pero volviendo a la noticia, ¿podría ser la presencia de Trump una cosa negativa para el futuro económico del Super Bowl? Por lo general, la publicidad que se presenta en el partido es exclusivamente comercial. Casi ningún presidente se ha atrevido a colocar anuncios de corte político en el enfrentamiento de la NFL. Así que no hay mucho espacio para comparar el efecto que podrían tener los esfuerzos del ex-magnate y de Mike Bloomberg en la imagen del evento.

Es posible que la presencia de Trump y Bloomberg en la publicidad del Super Bowl no resuene tan bien con los consumidores. En especial porque se trata de dos figuras que incitan a la polarización del público. El enfrentamiento deportivo atrae a fanáticos de ambos espectros de la política, así que cualquier efecto en la imagen del evento será bastante incierto. A la vez, hay la posibilidad que la final de la NFL no atraiga la ira de los consumidores y salga sin heridas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299