• De acuerdo con el reporte, el costo total de un P30 Pro de Huawei es de poco menos de 384 dólares

  • EEUU, Japón, Taiwán, Corea del Sur y China integran en su totalidad la cadena de suministro del smartphone

  • La nación menos importante para la tecnológica es Taiwán, pues provee menos del 10 por ciento del valor del aparato

Para desgracia de Estados Unidos (EEUU), a Huawei no le importa el boqueo comercial. Un reporte de Nikkei señala que menos del uno por ciento de las piezas de su más reciente smartphone, el P30 Pro, provienen de la nación norteamericana. De las mil 631 partes que conforman el dispositivo, apenas 15 son producidas por el país comandado por Donald Trump. En costo, estos componentes apenas abarcan el 16.3 por ciento del valor total.

Japón es la principal fuente de componentes para Huawei. Más de la mitad de las partes de su P30 Pro se crean en la isla nipona. También Corea del Sur es muy relevante en su cadena de suministro, pues provee 34.4 por ciento de los elementos. En cuestión de valor, China es el país más importante, pues abarca 38.1 por ciento del costo. De cualquier forma, ocho de las 15 piezas que vienen de EEUU se consideran cruciales para el funcionamiento del aparato.

Un respiro para Huawei

Si bien la guerra comercial se ha cobrado varias víctimas, no ha sido completamente negativa para todo el mundo. Rusia ha sido de las beneficiadas, pues se espera que Nike y Adidas lleven parte de su producción al país euroasiático. También Taiwán y México podrían verse beneficiados, gracias a los planes de Apple para diversificar su cadena de suministro. Incluso Huawei podría obtener un respiro en el conflicto EEUU-China por la intervención de FedEx.

También el reporte de Nikkei es un significativo respiro para Huawei. La compañía había sufrido significativamente en los últimos meses por el conflicto comercial. Además de perder su ventaja en Europa y su fortaleza frente a Samsung, también enfrenta la pérdida de 30 mil millones de dólares (mdd). Eso sin contar la reputación que sus productos están sufriendo.

Pero esos 15 componentes de EEUU probarán ser un dolor de cabeza para Huawei. No solo se trata de partes caras por que el mercado norteamericano infla los precios. Son realmente elementos sin los cuales el P30 Pro (o modelos futuros) no puede operar con igual capacidad. La tecnológica china tiene que encontrar rápidamente un reemplazo adecuado para estos suministros. O arriesgarse a bajar la calidad por la que sus dispositivos son reconocidos.

loading...