• Entre los detalles más importantes del T-MEC, están medidas más estrictas de denominación de origen del sector automotriz

  • Asimismo, en el acuerdo se comprometió a mantener las tarifas de agricultura en tasa cero

  • Por otro lado, se acordó mantener estándares concretos en reglas de propiedad intelectual y en remuneración salarial

A escala económica, la situación de México ha probado ser bastante compleja en 2019 y para los próximos meses. Varios negocios, aunque al inicio optimistas ante las fiestas de diciembre, aseguraron hace poco que la recesión afectó sus ventas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Por otro lado, los universitarios recién egresados tendrían un panorama financiero más positivo en la informalidad que en plazas fijas. Pero el T-MEC representó una pequeña victoria para el país.

No solo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) representa la continuidad comercial del viejo TLCAN. Es también una nueva oportunidad para impulsar la economía de todos los países involucrados. Senadores norteamericanos apuntan que el acuerdo mantendrá la zona de libre circulación de productos entre los socios. Por otro lado, la BBC y Milenio creen que reduce la política proteccionista y mejora la posición de ciertas industrias, como pharma.

Ciertamente también hay desventajas importantes que los países que firmaron el T-MEC deben de considerar. Pero en términos generales, casi todos los agentes involucrados creen que se trata de un paso en la dirección correcta. Sin embargo, los más beneficiados del acuerdo no serían necesariamente las naciones involucradas. En especial, si se ven las oportunidades que México podría llegar a explotar con otros aliados comerciales en cuanto se ratifique el pacto.

T-MEC: Un boleto de oro para una relación comercial con China y el resto de Asia

Uno de los principales expertos detrás de la negociación del acuerdo tripartita parece sugerir que México tiene mejores oportunidades de negocio fuera de Norteamérica con el T-MEC.  A través de su cuenta de Twitter, el subsecretario y negociado comercial para América del Norte, Jesús Seade, sugirió que el acuerdo abriría mejores oportunidades comerciales con Asia. En específico, con China, ampliamente considerada la nación rival de los Estados Unidos (EEUU).


Notas relacionadas


Seade asegura en Twitter que, sin tratado comercial en América del Norte, China es ya de por sí una meta crucial para la economía de México. Pero con el T-MEC, y habiendo restaurado el libre comercio entre el país y sus dos asociados, el potencial de una alianza con esta nación es aún más grande. De acuerdo con Reuters, parece que el potencial se extiende a más de una  potencia en Asia. Esto, pues marcas como la japonesa Toyota ya quieren invertir en México.

Potencial inesperado

México tiene una relación comercial con más países fuera del bloque del T-MEC. También en Europa, el país exporta una buena cantidad de productos a Alemania y España. Por otro lado, desde hace años que las naciones sudamericanas son consideradas como algunas de sus más grandes aliadas económicas. En especial, tanto Argentina como Chile. El nexo con Asia tampoco es nuevo, como lo muestran los planes que se tenían con Corea del Sur desde 2017.

No es la primera vez que se sugiere que México podría estar mucho mejor con una relación comercial más estrecha con Asia. Antes de ratificarse el T-MEC, la japonesa Softbank dedicó mucho dinero a invertir en startups y empresas locales. Esto fue visto como una muy buena segunda opción de no poderse seguir adelante con la relación entre el país, EEUU y Canadá. Así que, en cierto sentido, lo que dice Seade no es ninguna noticia para el panorama nacional.

Tampoco es disparatado. La zona de libre comercio que establece el T-MEC permite a los países de Asia, entre ellos China, utilizar a México como un intermediario para llegar a EEUU con mayor facilidad. En especial si se considera la compleja relación de Trump con esta zona en particular. Pero como dice Seade, se tienen que ajustar detalles para que el país sepa cómo aprovecharlo. Solo resulta irónico que un acuerdo americano abra puertas al otro lado del mar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299