• El mismo Project Zero reveló otro fallo en el iMessage de iPhone a finales de julio pasado

  • A inicios de ese mes, otro grupo de ciberseguridad difundió un error en el programa Zoom que solo afectaba a Mac

  • Hace unas semanas, Apple prometió que devolvería el Touch ID para sus smartphones a partir de 2021

ACTUALIZACIÓN: Se agrega un párrafo que describe a mayor profundidad el método de infección de iPhone descubierto por el equipo de Google.

Si hay una gran preocupación que está en la mente de todo el mundo, al menos en lo que respecta a la tecnología, es la privacidad. No solo hay disponibles cada vez más dispositivos inteligentes. Éstos aparatos recopilan también cantidades crecientes de información sensible. A eso hay que sumarle numerosos escándalos de filtración de perfiles y datos personales. En el entorno móvil, los iPhone, Galaxy, Pixel y Mate del mundo enfrentan un enorme escrutinio.

La razón por la cual la seguridad de datos personales es más seria en el entorno de los smartphones responde, simplemente, a su alta penetración. Basta con observar las cifras de Statista. De acuerdo con la firma, desde el año pasado que más una tercera parte de la población global contaba con uno de estos dispositivos. Para 2021, su uso será común entre casi la mitad del planeta. En este mercado, el iPhone tiene una posición privilegiada.

No solo es el tercer smartphone más vendido del planeta, según la misma Statista. El iPhone ha alcanzado una posición privilegiada en cuestión de seguridad. En otras ocasiones, Apple ha presumido de la solidez de su sistema de privacidad y protección de datos personales. Incluso se ha atrevido a burlarse de sus principales competidores por sus respectivos fallos. Pero la estrategia de la compañía de Tim Cook no es tan sólida como hacen creer a sus seguidores.

Google humilla a Apple y su iPhone

Según Motherboard, un grupo de investigadores ha descubierto una falla de seguridad masiva en iPhone. Incluso podría tratarse de la más seria en toda la historia de la compañía. Contrario a otros ataques previos que ha sufrido la marca, esta vulnerabilidad habría dejado expuestos a prácticamente cualquier usuario de Apple. Mensajes, archivos privados, contraseñas y otra información sensible estaría al alcance de hackers solo con visitar un sitio web malicioso.

El equipo Project Zero describió la vulnerabilidad en su blog oficial. Se trata de una vulnerabilidad que permite a sitios maliciosos entrar indiscriminadamente al iPhone de cualquier usuario solo con una visita. Esta puerta permite a los agentes instalar diferentes tipos de malware que, en cambio, pueden ser explotados para tener acceso a bases de datos internas del teléfono. Entre ellas, repositorios de contraseñas, archivos y conversaciones encriptadas.

La falla presuntamente habría afectado a todo iPhone con los sistemas operativos iOS 10, 11 y 12. Es decir, los hackers podrían haber afectado a los usuarios de Apple por al menos dos años. La falla habría sido reparada apenas durante la actualización 12.1.4, en febrero pasado. Los expertos de Google creen que “podría haber otras [vulnerabilidades de esta gravedad] que todavía no hemos visto”.

Golpe contundente de Google a Apple

Por supuesto, los iPhone no son los únicos smartphones que ha registrado severas fallas de seguridad. En julio pasado, se dio a conocer que hasta 25 millones de dispositivos Android habrían sido afectados por malware que suplantaba aplicaciones como WhatsApp. Los nuevos teléfonos de Huawei, por su sistema híbrido Harmony, podrían poner en riesgo la información de sus usuarios. Para marzo de 2018, varios teléfonos fueron hackeados con un simple SMS.

Este incidente deja muy mal parados a iPhone y Apple. Ambas marcas presumen de una sólida infraestructura de seguridad. Incluso se ha convertido en uno de los principales valores añadidos de sus diferentes servicios. Así que una revelación de esta magnitud podría afectar todavía más su ya moribundo mercado de smartphones. Claro, siempre habrá fanáticos de la compañía, pero perderá a muchos de sus seguidores menos comprometidos o leales.

A quien más le beneficiará esta revelación, si sabe aprovecharla correctamente, es a Google. La compañía puede explotar esta revelación para impulsarse como una marca consciente del valor de la privacidad y la seguridad. Incluso podría vender que, si su equipo es capaz de detectar fallas que ni iPhone pudo, puede implementar mejores sistemas en sus propios Pixel. Todo será cuestión que la tecnológica aproveche la tendencia mientras todavía está fresca.

iPhone ya está en jaque, Google solo debe poner un remate a este contundente golpe.