• Según Mediakix, desde su lanzamiento se han vendido más de mil 300 millones de iPhones

  • Alrededor del 18 por ciento del mercado global de smartphones está bajo control de Apple

  • El valor de sus acciones ha subido más de 15 mil por ciento desde su debut bursátil

Prácticamente todas las grandes compañías de smartphones en el mundo están buscando una forma de reactivar sus ventas. Samsung probó suerte con su modelo plegable para volver a despertar el interés de algunos de sus consumidores de mayor poder adquisitivo. Por su parte, Huawei está apostando por su expertice en 5G para llamar la atención del público. Incluso Apple aceptó lanzar una versión de “bajo costo” para reforzar ventas a escala global.

Todo esto tiene que ver con las menores ventas que prácticamente todo el entorno de los smartphones está registrando desde hace un tiempo. Desde 2015, en cifras de Statista, Apple no ha podido recuperar su nivel de ventas de iPhone a su máximo histórico. Aunque mejora de poco a poco, tampoco Samsung ha podido regresar a las cifras récord de 2013-14. La única que parece ir en crecimiento, aunque no sin tener sus tropiezos, es la gigante china Huawei.

En este panorama, es poco probable que los consumidores sigan comprando el mismo viejo smartphone de todos los años con solo mejoras mínimas. Conforme la economía global está entrando en un periodo de estancamiento, la gente es un poco más reticente a invertir en un cambio anual de equipo. Y esto por supuesto que hiere los márgenes de ganancias de las tecnológicas. Por ello, empresas como la misma Apple no temen hacer apuestas radicales.

Así será el iPhone del futuro: Totalmente inalámbrico

Las ambiciones de Tim Cook y su equipo son particularmente extraordinarias, si se pueden creer los reportes de 9to5Mac. El medio reportó que el analista Ming-Chi Kuo realizó varias predicciones sobre los próximos modelos de Apple. Para 2020, se espera que los nuevos iPhone de la marca tengan conectividad 5G integrada. Pero más importante aún, se espera que en 2020 la marca se deshaga de todos los puertos que quedan en su teléfono insignia.


Notas relacionadas


Es decir, como lo reafirma The Verge, los iPhone de 2021 serían una experiencia totalmente inalámbrica. No solo se obligaría a los usuarios a usar audífonos y otros aditamentos Bluetooth para funciones que todavía hoy se pueden adaptar, con trabajos, a un cable. Incluso la carga eléctrica del mismo smartphone se haría a través de una experiencia wireless. Lo anterior podría tener un efecto negativo en industrias periféricas, como manufactura de cargadores.

Implicaciones del ambicioso plan de Apple

Si bien la compra de dispositivos es menos frecuente que en el pasado, la competencia en el mercado de los smartphones es mas dura que nunca antes. Samsung reportó retrocesos en su market share dentro de mercados clave a causa de varias rivales asiáticas. Huawei amenaza con volver al entorno Android de forma definitiva, para alegría de muchos (y disgusto de otros). Otras empresas como Motorola están reviviendo antiguos conceptos para recuperar dominio.

¿Cuáles serían las consecuencias de que Apple eliminara por completo los cables externos de sus futuros iPhone? Hay varias formas de ver estas noticias. De inicio, significaría menos desperdicio de materiales, considerando que los cargadores de la marca siempre han sido fáciles de romper. Al mismo tiempo, entre menos elementos se involucren en el uso de sus aparatos, más intuitiva es la experiencia de usuario. Así que a varios les agradará este sistema.

Por otro lado, también le da un sorprendente control a Apple sobre el entorno iOS. Al eliminar cables de todo tipo, la empresa obligará a los usuarios a usar su sistema Bluetooth para hacer casi cualquier tarea. Y así, puede limitar el uso de software y accesorios que no hayan sido producidos por su propia compañía. Eso sin contar que puede inspirar a sus rivales a sumarse a esta estrategia anti-competitiva. Así que no se trata de una iniciativa sin sus posibles riesgos.