Es cierto que Apple no atraviesa el mejor momento de su historia; sin embargo, también es una realidad que hablamos de una de las marcas más poderosas de la economía actual.

La compañía de Cupertino reportó ingresos sorprendentes para su primer trimestre fiscal de este año con más de 84 mil 300 millones de dólares, de los cuales 51 mil 982 millones provinieron de ventas del iPhone y casi 11 mil millones de dólares de sus servicios.

De acuerdo con el reporte Brand Finance Global 500 de este año, Apple ocupa la segunda posición entre las marcas más valiosas del mundo al ser valuada en 153 mil 600 millones de dólares.

Entre otras cosas, estos números son resultado de una sólida estrategia de mercadotecnia, la cual ha tenido la capacidad de fortalecer el negocio de la firma, incluso en momentos de inestabilidad e incertidumbre tanto en la estructura interna como en el contexto.

3 prioridades según Tim Cook

El plan de marketing de la empresa fundada por Steve Jobs cumple con una premisa básica que comparten todas las marcas que han marcado historia: tiene objetivos claros y alcanzables.

Aunque podría parecer algo burdo y sin mayor relevancia, lo cierto es que dicho aspecto permite identificar prioridades que, al ser trabajadas, generan áreas de oportunidad habilidades para transformarse en una extensión del negocio, impulso a líneas ya existentes o bien en mejoras a la propuesta comercial más esencial de cualquier firma.

En el caso de Apple, son tres las prioridades que han permitido a la marca encontrar espacio para crecer en un mercado que parece cada vez más saturado.

Así lo defendió el CEO de la empresa, Tim Cook, quien en una entrevista para la CNBC afirmó que para el negocio de su compañía existen tres prioridades sobre las cuáles gira gran parte de su estrategia:

Felicidad de los consumidores

Este es un punto que trasciende a la mera satisfacción del cliente. Apple busca conectar emocionalmente con los consumidores, situación que en términos de negocio es sumamente rentable.

De hecho, una reciente investigación firmada por Harvard Business Review indica que los clientes conectados emocionalmente con sus marcas son entre 25 y 100 por ciento más valiosos al hablar de rentabilidad que aquellos que simplemente se dicen satisfechos.

Lealtad del consumidor

De la mano del punto anterior, contar con una base de clientes leales es fundamental para que el negocio de Apple se mantenga en constante crecimiento. El imperio formado por Steve Jobs entiende que no se trata de llegar a todos los clientes, sino retener a aquellos que representan un activo para el negocio y beneficio de la marca.

Innovación

Apple sabe que está obligado a impresionar a sus seguidores, más cuando la batalla por la preferencia del usuario ahora no sólo se libra contra Samsung. La escucha de las expectativas es asunto vital, pero resulta más importante convertir esta información en propuestas.

Algunas cifras dan sustento a este principio. Una investigación firmada por Simon-Kucher & Partners indica que el 90 por ciento de las empresas asegura que la presión sobre el precio es creciente, con lo que el 75 por ciento de las organizaciones asegura que la innovación de productos en la mejor medida para contrarrestar los efectos de dichas presiones.

loading...