• La campaña fue diseñada por las agencias MRM y McCann

  • Se espera que la activación se difunda en Europa y Estados Unidos principalmente

  • De acuerdo con la activación, el abuso doméstico más común es justamente el verbal

La violencia es una temática común en marketing. Organizaciones y compañías luchan por concientizar a la población ante diferentes abusos, con el fin de erradicarlo. En noviembre, la Selección Fútbol Femenil de Argentina lanzó una contundente campaña sobre la desigualdad de género. ONU Mujeres, en octubre, pidió a los hombres de México reconocer sus actos de acoso sexual. Y marcas como Heinz han puesto los reflectores en los incidentes domésticos.

Cada campaña ayuda a dar difusión a un reto que, por desgracia, aún no se puede erradicar en ninguna parte del mundo. Según la OMS, ya desde 2012 que el 23 por ciento de los adultos aceptaban haber sufrido abuso físico siendo niños. Our World in Data apunta que, para 2016, países como México, Rusia, Brasil e India registraban las tasas más altas de homicidio. Y ONU Mujeres apunta que una en tres mujeres han sufrido algún tipo de violencia de sus parejas.

Así pues, todavía queda un largo camino por recorrer para que organizaciones y empresas puedan eliminar cualquier tipo de violencia de la sociedad. Por supuesto, esto parece una meta casi imposible. Sin embargo, solo es cuestión de tener una buena difusión de en qué consisten los actos violentos. Y por supuesto, tener las herramientas y canales adecuados para denunciar y prevenir estos incidentes. Por eso es relevante la siguiente campaña.

Una campaña contra la violencia doméstica con una aliada inesperada

Las organizaciones sin fines de lucro No More y National Resource Center on Domestic Violence (NRCDV) acaban de lanzar una campaña en contra de la violencia doméstica. En específico, quieren reducir la incidencia del abuso verbal. Para ello, no solo lanzaron el sitio NoMoreVerbalAbuse.org. También quieren invitar a la gente a registrarse para conocer más, prevenir y compartir sus posibles experiencias con respecto a este problema internacional.


Notas relacionadas


Para ello, la campaña contará con el apoyo de la asistente de voz de Amazon, Alexa. Los usuarios podrán pedir al software que abra la aplicación de No More. Desde ahí, tendrán la opción de agregar su voz a un “registro contra el abuso verbal”. De esta forma, la Inteligencia Artificial podrá ayudar a las personas víctimas de este tipo de incidentes no solo a conocer sobre este fenómeno. También a buscar la ayuda adecuada si es que llegan a suceder.

Muestra del poder de la voz

No es la primera vez que una campaña utiliza Alexa, u otros asistentes similares, para su esfuerzo comercial. Junto con Google Assistant, el software de Amazon se alió a McDonald’s para permitir a las personas buscar empleo en sus sucursales. Coca-Cola, en febrero, lanzó un proyecto enfocado a eliminar las barreras culturales entre los consumidores. Incluso Nescafé, en algún momento, creó y empezó a regalar su propio proyecto a un grupo de consumidores.

Ya desde hace mucho tiempo que se conoce el potencial de los asistentes de voz para las acciones comerciales. Las empresas los ven como nuevas maneras de interactuar con los posibles clientes. Por supuesto, en este sentido, son también canales adicionales para lograr ventas. Sin embargo, como lo apunta esta campaña, también pueden servir para dar un impulso importante a otras estrategias de contenido. Solo tiene que haber una idea creativa.

Más marcas deberían considerar la posibilidad de integrar estos asistentes de voz a sus estrategias comerciales. No solo les dará una muy agradecida variedad a sus iniciativas de publicidad. También pueden empezar a desarrollar proyectos creativos mucho más valiosos para la gente. Y por consiguiente, aspirar a tasas de interacción más altas con los usuarios finales. Solo así se puede seguir aumentando el impacto de una marca en la era de la voz.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.