CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Consejos para definir adecuadamente la voz de marca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué es la voz de marca?

La voz de marca se puede definir como esa proyección de la personalidad de una marca, se trata de una descripción única y distintiva que la separan del resto, que impacta en su comportamiento en distintos espacios y que provoca una respuesta emocional en los consumidores. Esta no se debe confundir con el tono pues este último concepto hace referencia a cómo se usa la voz en diferentes escenarios, contenidos y con diferentes audiencias.

¿Por qué es importante contar una voz de marca?

Transmitir buenos mensajes a las audiencias es fundamental, por ello, el contar con una voz de marca se considera necesario para todas las firmas. Se trata de un elemento que les aporta consistencia, la cual se puede ver bien recompensada. Según datos referidos por LucidPress, la presentación consistente de una marca puede incrementar los ingresos, en promedio, hasta un 23 por ciento. Además de consistencia, hablamos de un elemento que puede ayudar a conectar mejor con las personas pues aporta autenticidad, aspecto que hasta un 80 por ciento de los consumidores citan como el factor principal para seguir a una marca en espacios como las redes sociales.

¿Cómo definir la voz de marca?

  • Evalúa la voz y tono actual.

A menos de que se trata de una marca recién lanzada, esta ya debe contar con una buena cantidad de contenidos a evaluar, esto incluye hasta el copy usado en el sitio, entradas en blog, whitepapers o ebooks, publicaciones en redes sociales y todo aquello que cae en la categoría de activos de content marketing. La idea con esto es tratar de identificar cuáles son las similitudes entre estas piezas y si son adecuadas para tu marca y los consumidores de la misma.

  • Decide con qué quedarte y qué descartar.

Concluida la evaluación de tus contenidos, el siguiente paso a seguir es decidir qué atributos y frases quieres conservar y qué otros necesitas cambiar. La mejor forma de guiar este esfuerzo es tomando como referencia aquello que estás haciendo bien y que está aportando resultados para con ello trazar la nueva voz de marca. Por ejemplo, tal vez quieras simplificar tu lenguaje, pasar de algo formal a algo más informal como usar “tu” en lugar de “su”, o bien, tal vez necesitas cambiar el lenguaje que utilizas y dejar de hablar de características para enfocarte solo en hablar de beneficios.

  • Identifica los atributos.

Los atributos son esas características que definen a la voz de una marca, por lo general, según lo refiere Marketing Insider Group, la voz debe tener al menos 3. Estos atributos serán los que guíen todos los contenidos, desde los brochures de productos hasta los posteos en redes sociales. Por ejemplo, si quieres una voz que sea “accesible”, algunas de sus características deberían ser:

– Genuina y con lenguaje humano.

– No muy técnica u orientada a ventas.

– Con mensajes que se enfoquen en historias para conectar con la audiencia.

Para denotar esas características deberás establecer aquello que sí y que no se debe hacer, siguiendo este mismo ejemplo sería necesario: usar lenguaje simple, usar adjetivos con propósitio y no como relleno, hacer oraciones cortas, ser conciso y ser conversacional. Este es un proceso que será necesario para cada atributo seleccionado para la voz de la marca.

  • Elige las palabras.

Con los puntos anteriores completados, el siguiente paso consiste en utilizar los atributos seleccionados, y aquellas cosas que sí y que no, como un punto de referencia para elegir todas las palabras que se deben utilizar con la marca y también las que se deben evitar. La selección de palabras implica también que deberás establecer reglas de sintaxis, de estructura y otras consideraciones con el lenguaje, como trabajar siempre con oraciones de menos de 20 palabras.

  • Establece el lenguaje.

El lenguaje de una marca se traduce como aquella propuesta única de venta y elevator pitch, si la marca ya cuenta con estos elementos es ideal alinearlos con la voz, si aún no cuenta con ellos es recomendable determinarlos pues estos son un ejemplo ideal de cómo luce la voz y el tono de la marca.

  • Define cuándo cambiar el tono.

La voz de una marca siempre se conserva, sin embargo, el tono de la misma puede cambiar en función del formato que se esté empleando para plasmarla, no es lo mismo escribir un tweet de 280 caracteres o menos a escribir un eBook sobre algún tema en específico. La marca debe tener reglas para determinar cuándo es necesario hacer un cambio en el tono.

  • Relaciónala con tus productos o servicio.

Finalmente, el último punto para que la voz de tu marca sea adecuada, consiste en identificar cómo la marca hablará de sus propios productos o servicios. Es importante determinar este paso pues muchos de los contenidos que creará la marca serán en torno a estos y es necesario asegurarse de que los mensajes sean adecuados. El lenguaje empleado debe ser una buena muestra de la propuesta de valor de cada producto o servicio.

La voz de marca es un elemento que cambia dependiendo de la industria y de la evolución que tiene la empresa, por ello el vigilarla es una tarea que también es importante desempeñar. Una vez que la marca cuenta con su voz y tono, debe hacer uso de estos elementos para guiar sus esfuerzos para el cumplimiento de tareas como el desarrollo de su brand awareness o el desarrollo de confianza con sus consumidores.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados