• La “red social” de Netflix tendría integraciones con WhatsApp, iMessages, Instagram, Messenger, Snapchat y Twitter

  • Si la plataforma de streaming se midiera en el ranking global de redes sociales, no entraría en el top 25 por número de usuarios

  • Voceros de la compañía no confirmaron cuándo la función Extras empezaría a estar disponible para los usuarios

Uno de los problemas de Netflix, con respecto a su posición en la guerra del streaming, es su falta de negocios secundarios. Prime Video tiene el respaldo de Amazon y su poderío retail. Hulu tiene ya el respaldo absoluto de Disney, así como un robusto ecosistema publicitario. Incluso los nuevos rivales, Apple y WarnerMedia, están asegurados por sendas unidades de negocio en tecnología y telecomunicaciones. Pero la situación podría cambiar muy pronto.

De acuerdo con The Verge, Netflix comenzará a probar una nueva función para su aplicación móvil. Se trata de la categoría Extras, que tendrá una mecánica muy similar a la de una red social. Específicamente, parece estar copiando el diseño gráfico e interfaz de usuario de Instagram. Un vocero de la plataforma de streaming señaló que la característica es parte de una serie de pruebas para desarrollar “un feed de videos adicionales para nuestra app”.

A través de esta categoría, que estaría en la barra de navegación inferior, los usuarios de Netflix podrán revisar las series y películas originales de la compañía. Además de novedades, las personas podrán ver rápidamente los trailers de cada temporada o filme. También tendrá una opción para compartir estos contenidos con amigos a través de otras redes sociales. Es incierto en qué países o regiones se realizará la prueba de esta nueva categoría de contenido.

La conquista de Netflix a las redes sociales

Si la intención de Netflix es capturar el mercado de redes sociales, está en el tiempo perfecto. YouTube hace solo unas horas se vio envuelta en otra controversia por temas LGBT+. Incluso si no han prosperado, Facebook enfrenta propuestas para reducir el poder de su CEO. Y junto a Twitter, estas plataformas han enfrentado varias quejas del público por ciertas campañas. Eso sin mencionar los riesgos legales que parecen estarse consolidando en el horizonte.

Además parece una estrategia sólida. Varios expertos han insistido que Netflix debe implementar publicidad tarde o temprano. Una pseudo-red social podría ser el vehículo adecuado para empezar a implementar algún tipo de mensaje comercial. De hecho su oferta podría ser muy atractiva para los anunciantes, ya que podría presumir una absoluta seguridad de marca. Pero hay otras formas en las que podría beneficiarse la plataforma de este proyecto.

Netflix acaba de estrenar su quinta temporada de Black Mirror. La conversación alrededor de esta noticia se está dando, naturalmente, a través de redes sociales. Y por ende, los esfuerzos de la plataforma de streaming están beneficiando a otras compañías. Con este desarrollo, la empresa podría mantener este tráfico, o al menos una parte, dentro de su territorio. Y al elegir un diseño similar a Instagram, está claramente apostando al caballo ganador.

Por otro lado, las funciones son todavía muy limitadas y varias de sus integraciones sociales son muy dependientes de otras redes. Si Netflix realmente quiere capturar parte de este mercado, necesita crear una herramienta capaz de tener vida propia. Incluso eso podría fomentar el desarrollo de comunidades entre sus suscriptores. Esto ciertamente podría tener el potencial de aumentar el atractivo de contratar un plan para algunos usuarios indecisos.