• Tequila José Cuervo es parte del portafolio de 30 bebidas alcohólicas de su compañía madre Becle

  • Entre las empresas que están en este grupo, se encuentran Bushmills, Pendleton, Boodles y Centenario

  • Varios expertos aseguran que el coronavirus es más mortal en individuos de mayor edad y con condiciones respiratorias

Ya a escala global se han reportado más de 200 mil casos de coronavirus desde que comenzó esta pandemia a finales del año pasado. Por supuesto, la amplia mayoría de esta población ya está en proceso de recuperación, o bien completamente pudieron superar esta enfermedad. Sin embargo, cada nuevo reporte de infección contribuye a incrementar la paranoia y estado de alerta de la población. En especial cuando los afectados son gente notable o poderosa.

Como por ejemplo el director general de Tequila José Cuervo, Juan Domingo Beckmann. De acuerdo con Becle, la compañía matriz de esta icónica marca, el ejecutivo dio positivo en una prueba de coronavirus. Según Alto Nivel, la información fue dada a conocer en un comunicado enviado por el conglomerado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). No se reveló mucha más información sobre el estado de salud de este directivo, aparte de algunos detalles básicos.

Becle señaló que el estado de salud de Beckmann es estable. Asimismo, reafirmó que ya se están siguiendo “las indicaciones médicas respectivas” para la infección por coronavirus. A la vez, se dijo que el director general se mantiene en casa. Desde ahí, aseguran, sigue al frente de las actividades gerenciales correspondientes con el apoyo del resto del equipo. No se dijo si está sobre la mesa un posible traslado a un hospital si llega a empeorar su condición.

Otro a la lista de “famosos con coronavirus”

Junto con Beckmann, varias personas notables y celebridades han sido reportados como casos confirmados con coronavirus. Por ejemplo, hace unas semanas el actor Tom Hanks y su esposa se convirtieron en las primeras figuras de Hollywood afectadas por la enfermedad. El pasado 13 de marzo, se informó que el líder de la BMV, Jaime Ruiz Sacristán, ya había dado positivo en la prueba de COVID-19. Sin ir más lejos, ayer fue el turno del Comité Olímpico.


Notas relacionadas


Estos casos de coronavirus no pasan de ser una versión un poco más macabra de los chismes y novedades de la farándula. Gracias a los recursos que estos individuos notables tienen a su disposición, es poco probable que la gravedad de su infección termine en un resultado mortal. Claro, habrá quienes tengan una mezcla de comorbilidades que provoque una ida al hospital. Pero fuera de eso, excepto en los casos más extremos, se puede esperar que no pasen a más.

Sin embargo, sí pueden ayudar a la crisis del coronavirus de otra forma. Muchas personas ven a las celebridades e individuos notables como gente inalcanzable. A veces pueden servir como modelos a seguir, y hasta motivar la creación de lazos cercanos unilaterales. En este sentido, que más gente en este círculo contraiga la enfermedad es bueno para consolidar la seriedad de la situación. Se trata, al final, de un simple mensaje: Si llegó a ellos, ¿por qué no al resto?

La pandemia para el resto del mundo

Por más interesante que resulten los casos de coronavirus entre este círculo de individuos notables, es crucial remarcar que a la población general le ha afectado mucho la pandemia. De acuerdo con The Guardian, sin las medidas adecuadas, el patógeno podría infectar al 60 por ciento de la población global. Y según Quartz, países como Sudáfrica están muy nerviosos ante el efecto del COVID-19 entre los pacientes de alto riesgo, principalmente gente con VIH.

También hay muestras que, en México, la pandemia tendrá un efecto duro entre la población general. Tiendas como Promoda luchan arduamente por mantenerse abiertas, al tiempo que le aseguran a trabajadores y clientes que no están en riesgo por el coronavirus. GM y Ford ya anunciaron que piensan cerrar todas su fábricas en América del Norte, incluyendo el país. Y, aunque falsamente, se llegó a reportar la primer presunta muerte por el patógeno hace días.