• De acuerdo con la BBC, la crisis económica de la COVID-19 afectará a cualquier negocio como ninguna otra

  • Muchos de los principales índices de bolsa del mundo se han desplomado en dobles dígitos porcentuales en estas semanas

  • Además, las tasas de desempleo en todo el mundo están alcanzando niveles muy por encima de las promedio

Cualquier negocio, en México o en el mundo, tiene todo el derecho a sentirse aterrado por el futuro. En el país, se estima que la actual crisis sanitaria podría causar la quiebra de un millón de empresas. Firmas que pertenecen a grandes y poderosos conglomerados globales están desapareciendo. Y no todos los planes de gobierno son igual de claros o esperanzadores.

Sin embargo, no todo está perdido. De acuerdo con Finsmes, un negocio siempre puede optar por adquirir un crédito para no perder liquidez. Y según Lifehack, es crucial tener claro todos los gastos para saber qué se puede recortar y que no. Pero en datos de Clip, aparte se pueden  llevar a cabo múltiples estrategias comerciales para avanzar hacia el éxito hasta en una crisis:

El negocio debe actuar rápido y sin miedo

Los momentos de crisis suelen requerir agilidad comercial y rapidez de reacción. Claro, esto no quiere decir que las compañías no se tomen su tiempo para planear y analizar los riesgos. Pero lo anterior no puede significar que las empresas se queden paralizadas sin hacer nada. Cuando esto pasa, siempre hay rivales listos para aprovechar y explotar estas oportunidades.

Comunicación interna y externa

En una crisis, debe existir un flujo de información perfecto dentro y fuera del negocio. No solo es crucial ser claro y directo con los clientes, de forma que se puedan manejar correctamente sus expectativas. También hay que tener un diálogo directo con todos los colaboradores. Así se puede reducir la incertidumbre y trabajar todos para tratar de navegar la compleja situación.

Replantear la estructura de negocio

Muchas empresas tienen un modelo pensado para momentos “normales”. Sin embargo, es claro que esta crisis sanitaria es todo menos ordinaria. Lo conveniente muchas veces es hacer un replanteamiento de la organización. Una vez que se piensa cómo puede funcionar la marca alrededor de la crisis económica, es mucho más fácil superar los retos financieros que llegan.


Notas relacionadas


Diversificar tu portafolio

Una de las mejores formas de evitar un impacto fuerte de negocio es tener varias fuentes de ingreso. De esta forma, si una o dos se ven afectadas por la crisis, el resto puede ayudar a que el resto de la organización, en el peor de los casos, pueda sobrevivir hasta el final. Si aún no tienes más productos y servicios en tu abanico de ofertas, es ahora el momento de crecer.

Apostar por la planeación estratégica de negocio

Lo más importante durante una crisis es trabajar lo más duro posible para conseguir las metas a largo plazo. Muchas compañías ceden al pánico y pierden la visión del gran esquema de las cosas. Es crucial establecer un pensamiento táctico, basado en grandes ideales que puedan dividirse en pequeñas sub-metas. De esta forma, poco a poco, se puede escalar hacia el éxito.

Establecer un plan de reactivación

Una estrategia de negocio prudente es tratar de definir cómo se va a volver a la “normalidad”. De esta forma la compañía tendrá todo lo necesario, o al menos una visión de qué es lo que requiere, para retomar el ritmo. Entre más temprano se empiece a trabajar en la visión, mejor. Así podrá dedicarse más tiempo y esfuerzo a conseguir las metas y requisitos mínimos.

Apostar a la capacitación continua en el negocio

Siempre es una excelente inversión el motivar al equipo a seguir haciéndose más profesional en sus respectivos roles. Pero es más importante que nunca en una crisis. Solo las marcas con el talento más valioso podrán tener una posibilidad de supervivencia. Y en una época donde hay tantas opciones de preparación en línea gratuitas, la tensión financiera no es una excusa.

Dar más que la competencia

Resulta esencial observar con cuidado lo que están haciendo los rivales. No solo porque es, en términos generales, una buena estrategia de negocio. También porque permitirá a tu marca ver qué es lo que están ofreciendo a las audiencias y redoblar la apuesta. La crisis no solo es un momento de pánico. Para los atrevidos, es tiempo también de conquista de la industria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299