• Facebook promete no recolectar contraseñas, contenidos o identificaciones de los participantes de Study

  • La red social no reveló cuánto se recompensará a los usuarios por su información

  • Se espera que los pagos se realicen a través de PayPal, por lo que es un requisito ligar una cuenta del servicio

Una de las situaciones más urgentes para las redes sociales y otros proveedores de publicidad digital es la privacidad. El público está cada vez más consciente y molesto ante el descuidado e irresponsable uso que se le da a su información privada. Ante esta situación, múltiples agentes e instancias gubernamentales han impulsado proyectos para regular sus políticas. Y en respuesta, agentes como Facebook quieren demostrar que han aprendido la lección.

En una publicación en su blog oficial, Facebook acaba de presentar una nueva app. Study es el más reciente intento de la red social por perpetuar y legitimar la recolección de información para sostener su negocio. Sagee Ben-Zedeff, product manager del programa, dijo que se recolectarán varios insights de los teléfonos de los participantes. Entre ellos, el tipo de apps instaladas, cuánto tiempo se usan los programas, el tipo de dispositivo, etcétera.

Ben-Zedeff reafirmó que su prioridad en el uso del software será proteger los datos de los usuarios. “Con la app, recolectaremos el mínimo de información necesaria para ayudarnos a construir mejores productos”. Señala que Facebook no venderá insights a otros agentes ni se utilizarán para sus actividades publicitarias. La red social evaluará a los usuarios interesados para ver si aplican al proyecto. De inicio, se lanzará únicamente en Estados Unidos e India.

Métodos alternativos de recolección de información para Facebook

Pagar al público por los datos que recolectan las empresas no es una idea nueva. Y Facebook no es la primera que se propone a recompensar a los usuarios de esta forma. Google tiene sus proyectos Consumer Surveys y Rewards desde hace tiempo, ambos muy similares a la idea de Study. Y en general, es una práctica común “sobornar” al público a través de recompensas o descuentos  para convencerlos de seguir usando o empezar a usar servicios o productos.

Study puede ser un proyecto muy provechoso para Facebook. Hace casi un mes, la red social empezó a anunciar la función Clear History. Si bien dicha iniciativa podría reducir algunos de los temores sobre violación de privacidad, también arriesga su negocio publicitario al reducir el flujo de datos de su audiencia. Así pues, recompensar al público por compartir su información podría aminorar el impacto negativo y, con el tiempo, abrir la puerta a su uso en anuncios.

Al mismo tiempo, Study es el “sucesor” de una iniciativa que Facebook tuvo que matar en enero pasado. Este programa, Project Atlas, pagaba a adolescentes por espiar la actividad en  su smartphone. Aunque este nuevo proyecto parece ser más transparente y exclusivo para mayores de edad, es una mancha difícil de borrar. Es probable que la app sufra de escrutinio de agentes externos y el público, lo que en definitiva aumentará el costo para la marca.