• En conjunto, Facebook, Google, Amazon y Apple tenían ingresos por 690 mil 558 millones de pesos para 2018

  • La FTC todavía investiga el escándalo de Cambridge Analytica, que salió a la luz en marzo del año pasado

  • Aún es incierto en qué unidades de negocio se enfocarían los reguladores de EEUU si llegan a iniciarse las pesquisas

Si hay una industria que domina el mundo, es la tecnología. Hasta 16 de las marcas más valiosas de todo el mundo son representantes de este mercado. Y en conjunto, todo este segmento tendrá un valor de 3.36 billones de dólares para finales del 2019. Eso significa que las empresas que pertenecen a este grupo, en especial las líderes, tienen gran influencia. Y el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) cree que estos agentes están abusando de su poder.

De acuerdo con reportes de Reuters y AP, el gobierno federal de EEUU está preparando una serie de investigaciones a gran escala contra las principales empresas de tecnología. Tanto el Departamento de Justicia como la Comisión Federal de Comercio (FTC) se estarían enfocando en cuatro marcas específicas: Google, Facebook, Amazon y Apple. Dicha noticia provocó incertidumbre entre los accionistas e inversores, pues sus títulos se fueron en picada.

Las acciones de las tres primeras sufrieron importantes descalabros de hasta 7.5 por ciento durante el lunes, cuando los rumores empezaron a circular. Apple también sufrió una caída importante, que ya ha recuperado probablemente a partir del furor ocasionado por su evento. A pesar de los temores, ninguna dependencia ha iniciado investigaciones. Además, expertos apuntan que las pesquisas contra las marcas de tecnología tardarían años en completarse.

¿Hora de pagar la cuenta para las empresas de tecnología?

Esta no es la primera vez que la industria se ve afectada por investigaciones o preocupaciones de competencia. Hace tres meses, la FTC estableció un grupo especializado para investigar a marcas de tecnología precisamente en estos temas. Google y Apple han sido penalizadas tanto en Europa como en EEUU por fomentar prácticas monopólicas contra sus competidores. Y sin ir más lejos, parte del conflicto con Huawei es por el supuesto abuso de su poder.

Además, hay varias razones por las que las marcas de tecnología podrían estar en problemas por desincentivar la competencia. Para medidos de 2018, Google y Apple controlaban 99.9 por ciento del mercado global de sistemas operativos móviles. Solo en EEUU, Amazon abarca la mitad del gasto en ecommerce, más que sus rivales juntos. Y, como se vió en la comparecencia de Zuckerberg ante el Congreso, Facebook no tiene un solo competidor.

Los problemas que podrían enfrentar ahora las empresas de tecnología no es menor. A lo largo de los años, cada una se ha ido diversificando y entrando a más mercados. Si bien eso permite que enfrenten mayor competencia en ciertos sectores, también ha consolidado su poder económico. Ya en otras ocasiones se ha propuesto forzar la división de algunos negocios. Y aunque radical, estas medidas ya se han tomado antes (aunque por razones distintas).

Urge que las marcas de tecnología líderes establezcan un diálogo con las autoridades. Si no, es posible que los reguladores de EEUU sigan los pasos de sus homónimos en Europa. Para Google, Facebook, Amazon y Apple no convendría esta situación. Es preferente que formen parte de la mesa de discusión sobre su regulación y, así, también influyan en la decisión final. De lo contrario, las autoridades impondrán su voluntad sin tomar en cuenta sus reflexiones.