• En las primeras 24 horas de la “nueva normalidad”, el Gobierno registró un número pico de infecciones con cerca de cuatro mil

  • Sin embargo, vale la pena recordar que el tiempo de incubación de la COVID-19 puede ser hasta de 14 días

  • Lo anterior significa que no se verán los verdaderos efectos del regreso a las calles sino hasta dentro de dos semanas

Desde que lentamente México y otros países se han adentrado a la “nueva normalidad”, se ha vuelto necesario reafirmar una y otra vez una verdad: La pandemia aún no termina. Si más de un país se ha decidido a reanudar sus actividades económicas, es porque consideran que no se puede seguir sacrificando el bienestar financiero de sus naciones y pueblo. Así pues, si la gente está en las calles no es por un tema de salud, sino a raíz de una cuestión de bienestar.

Así lo acaba de reafirmar también el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). De acuerdo con Notimex, el mandatario reafirmó que la “nueva normalidad” empezó a ejecutarse en el país a raíz del cansancio de la gente. Apuntó que, como la mayoría de la gente no tiene ingreso estable, por eso tuvo que crecer la movilidad en la República. “Son muchos días, no todos tenemos casas amplias o salario seguro, hay que tomarlo en cuenta”, dijo.

Si bien la “nueva normalidad” no responde a un tema médico, sino a uno económico, AMLO dijo que aún así es necesario que la población tome precauciones para su bienestar físico. El mandatario señaló que “hay que cuidarnos, porque lo más preciado es la vida y la salud”. A la vez, llamó a la población a seguir cuidando a poblaciones vulnerables, como adultos mayores. También aseguró que su gobierno seguirá vigilando muy de cerca la evolución de la pandemia.

“Nueva normalidad”: Una estrategia de riesgo

Hay un sinfín de muestras a escala nacional e internacional que demuestran cómo, por volver a los espacios de trabajo, no significa que la pandemia esté erradicada. Por ejemplo, Tesla y Ford han registrado casos de COVID-19 a los pocos días de regresar a la “nueva normalidad”. También en Corea del Sur está experimentando un nuevo pico de infecciones, a pesar de su gran control al inicio de la crisis. En México, se estima un segundo brote al menos en octubre.


Notas relacionadas


Por eso es tan peligrosa la estrategia de la “nueva normalidad”. Es crucial para todo el mundo volver a las actividades productivas, pues la economía no está diseñada todavía para soportar tanto tiempo de parálisis. Esto es especialmente cierto para naciones como México, donde la mayoría de las personas viven al día y dependen del flujo regular de personas para continuar hacia adelante. Al mismo tiempo, los riesgos son los mismos. Incluso serían peores ahora.

Lo cierto es que el Gobierno federal, como en muchos otros países, se acerca a un panorama muy oscuro. Si algo ha quedado claro en las gráficas que se presentan diariamente en Palacio Nacional, la Jornada de Sana Distancia no fue tan efectiva como en otras naciones al aplanar la curva. Con la “nueva normalidad”, realmente lo peor está por llegar. Pero es un precio que se va a tener que pagar para no afectar aún más a la ya delicada economía de la República.

Una apuesta que todo el mundo está haciendo

Como ya se dijo, no es solo gobierno de México está instaurando la “nueva normalidad” en el corto plazo. Francia, por ejemplo, anunció hace unos días una inyección multimillonaria que va a usar la crisis sanitaria como un punto de despegue para volverse líder en Europa en coches eléctricos. A escala global, el sector turístico está ajustando las operaciones a las necesidades de sus clientes para el futuro. Hay marcas globales, como Disney, que han marcado el ritmo.

Esta apuesta por la “nueva normalidad” también ha sido criticada por algunos expertos. Según The Conversation, sería inhumano para la población que se les forzara a regresar a un mundo como el que se dejó atrás hace unos meses. Al Jazeera, por su lado, considera que será muy difícil realmente recuperar el mismo ritmo del pasado, aún con el paso de los años. Y la BBC refuerza este pensamiento, describiendo las soluciones creativas de los gobiernos y negocios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299