• De los pozos petroleros que Pemex podría suspender en 2020 y 2021, 14 están en su campo más provechoso

  • Se estima que esta operación podría afectar al menos a 10 empresas privadas que la institución contrata

  • Pero ninguno de los proyectos en construcción para la extracción de petróleo revelados en 2019 estarían en riesgo

En los últimos meses, la industria del petróleo en todo el mundo se ha visto afectada por una seria volatilidad en el precio del insumo. Una menor demanda por culpa de la pandemia, así como luchas entre varios países productores pinta un escenario muy oscuro para el futuro de esta industria. Para el caso de México, a pesar de este escenario, la administración federal ha dicho que no dejará de escalar su output de crudo. Al menos, esa es la versión oficial, pública.

Pero parece que la comanda de reducción de costos a diferentes niveles de gobierno es más importante que incrementar la producción del combustible. Y es que, de acuerdo con Reuters, hay una propuesta interna en Petróleos Mexicanos (Pemex) que pretende recortar casi a la mitad la extracción de petróleo dentro del país. Esto, porque para diciembre podrían pararse las operaciones de decenas de plantas extractoras de crudo a lo largo de toda la República.

La propuesta de Pemex es interna y todavía no está aprobada. En ella, se sugiere cerrar 22 de las 42 plataformas petrolíferas que la empresa gestiona en el mar para diciembre próximo. De las 43 que existen en tierra, también suspenderían actividades 14 para esa fecha. La decisión respondería a la necesidad de recortar costos dentro de la marca. La iniciativa afectaría varias operaciones co-administradas por grupos privados y contempla aún más cierres para 2021.

¿Qué significa para la industria de petróleo en México?

Como ya se dijo, el entorno de la producción y venta de crudo en todo el mundo ha sido muy volátil los últimos meses. Algunas cifras indican que, aún cuando la demanda ha seguido en crecimiento por años, poco a poco parece irse estancando. Los conflictos entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC) han añadido volatilidad a su valor. Y México ha estado en medio del conflicto por su reticencia a recortar su producción.


Notas relacionadas


Justo por este último punto es tan inesperada la propuesta de Pemex. Es evidente que, en el Gobierno federal, la prioridad es reducir el gasto de la administración pública. Y considerando que, como apunta Statista, desde 2012 que la compañía para estatal no genera ingresos netos positivos, tiene sentido que se quiera reducir su producción. Pero esto podría representar un grave golpe a las finanzas de México y algunos de los proyectos de infraestructura pendientes.

En datos de El Economista, el petróleo aún significa el 17.2 por ciento de los ingresos totales de México. Claro, es una cifra mucho más baja que hace una década. Pero aún así es un nivel considerable, pensando especialmente que la recaudación por impuestos podría desplomarse en 2020 y el futuro cercano por la pandemia. A eso se le suma que proyectos como Dos Bocas pierden parte de su atractivo con esta posibilidad en Pemex. Así, el futuro no se ve positivo.

Otros problemas en el mercado internacional

Más allá de los problemas que esté enfrentando ahora mismo México, se tiene que reconocer que en todo el mundo la industria del petróleo no está en su mejor momento. Hace unos días se informó que la OPEC+ acordó extender el recorte a la producción mundial para alzar por más tiempo los precios de los barriles. En abril, la mezcla WTI cayó por primera vez en toda la historia a números rojos. Y la enemistad entre Arabia Saudita y Rusia pone peor la situación.

Y se espera que los desafíos se continúen acumulando conforme los países van cambiando sus prioridades de producción y exportación de petróleo. De acuerdo con Reuters, Arabia Saudita está en camino a apoderarse del segmento más grande del mercado global en casi 30 años. Según CNBC, el precio de varias mezclas continúa a la baja, a pesar de las medidas. Lo anterior, a pesar que agentes como Proactive confían en una recuperación a un largo plazo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299