• Los futuros de petróleo son un trato entre un productor y un comprador para la adquisición de un número fijo de barriles

  • Al llegar la fecha en que se vence el contrato, se puede realizar la transacción por la cifra acordada o posponer la operación

  • Por eso, los futuros de petróleo WTI que se están desplomando son los de mayo, que se vencen en unas horas

El mercado del petróleo está en probablemente su peor momento en toda la historia. No solo a lo largo de las últimas semanas se ha disminuido significativamente el precio del barril, a raíz de una intensa guerra productiva entre Rusia y Arabia Saudita. Además la crisis sanitaria tiró la mayor parte de la demanda de combustible, lo que ha contribuido a reducir el valor de este recurso. Sin embargo, hace unos minutos quedó claro que lo peor todavía no había llegado.

De acuerdo con Reuters, por primera vez en la historia los futuros para barriles de petróleo en Estados Unidos (EEUU) se colocaron en cifras negativas. En otras palabras, los productores de combustible en todo el mundo están pagándole a los almacenes para quitarles su mercancía a como dé lugar. La mezcla WTI se contrajo unos 19 dólares en cuestión de horas, para un nivel de -79 centavos por barril a las 18:09 GMT. Antes, llegó un mínimo histórico de -1.43 dólares.

Ya desde esta mañana que se había empezado a observar un comportamiento preocupante en el precio del crudo. La misma Reuters decía que el precio del petróleo llegaba a su menor nivel desde 1998, a raíz del miedo que la reserva estratégica de EEUU estuviera casi llena. Luego El Economista reportó un costo de solo 13 dólares por barril, que según Animal Político después se convirtió en centavos. Según CNN, desde 1983 que no se había visto un número negativo.

¿Qué es lo que pasó con el precio del petróleo?

La rápida debacle de los precios del petróleo, aunque no inesperada, es una mala señal si se consideran los hechos de las últimas semanas. A finales de marzo se decía que varios países y marcas extractoras de crudo detendrían operaciones con la finalidad de disparar los precios del combustible. Y a mediados de abril, a pesar de la reticencia de países como México, se llegó al acuerdo formal de recortar la producción en todo el mundo, en beneficio de todos.


Notas relacionadas


Con este contexto, ¿qué paso entonces que los precios del petróleo se dispararon? Lo cierto es que se trata de un principio bastante simple. La producción global de crudo no se puede llevar a cabo con mucha rapidez, pues es todo un proceso detener actividades. Así pues, se está viendo más o menos un flujo casi normal de combustible en todo el mundo. Pero con las condiciones de la crisis sanitaria, el consumo no se ha podido reponer a su estado normal.

Si los precios del petróleo se derrumbaron, es porque todos los agentes saben que, con las reservas llenas y una producción casi igual, pronto podría no haber demanda de crudo. Y no es una metáfora, sino que realmente nadie quiera ya comprar este combustible. Se trata de una perspectiva aterradora, en especial para las naciones y compañías que viven de este negocio. Y se trata de un escenario que, al menos por ahora, no parece tener solución rápida.

Por qué ya nadie quiere comprar crudo

¿A qué se debe que la demanda del petróleo sea prácticamente cero, cuando solía ser uno de los insumos más populares y estratégicos del mundo? Hay varias razones detrás de este fenómeno. Para empezar las aerolíneas, de las mayores usuarias de gasolina y otros derivados del crudo, están casi paralizadas por la crisis sanitaria. Lo mismo se puede decir de las marcas automotrices, cuyos productos también están prácticamente varados ante la sana distancia.

La situación es grave por donde quiera que se vea. De acuerdo con Forbes, el mercado del petróleo podría acabar con todas menos las productoras más poderosas en el mundo. Según Politico, los empresarios del sector, en especial dentro de EEUU, esperan que los gobiernos se dediquen a encontrar una solución viable para la situación de su industria. En datos de Market Watch, marcas como Equitrans Midstream, Archrock y Cnsol estarían en riesgo de ir a quiebra.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299