• Entre los países productores de petróleo que no han cumplido con los recortes pensados están Nigeria e Irák

  • Durante mayo y junio, la OPEC+ acordó reducir la producción global de crudo en 9.7 millones de barriles cada día

  • Se espera que estas medidas se extiendan hasta julio, y posiblemente hasta agosto si el panorama no mejora

Irónicamente, uno de los insumos no-renovables más esenciales en todo el mundo continúa en una crisis de precios bajos que está provocando división entre las naciones productoras. Hace ya meses que las naciones integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC) han buscado formas de recuperar el precio de los barriles. Si bien las medidas iniciales han dado ciertos resultados, es evidente que este grupo no está satisfecho con este cambio.

De acuerdo con Reuters, las naciones de OPEC y los aliados liderados por Rusia se reunirán el sábado para discutir el futuro de la industria del petróleo. Se espera que se discuta un nuevo recorte a la producción de barriles a escala global. Esto, con el objetivo de darle otro impulso al precio del crudo. Asimismo, también se espera dialogar con los países que no han cumplido con sus metas de reducción. Sin embargo, hay una nación que ya dijo que no va a cooperar.

Notimex apuntó que, en la conferencia de prensa mañanera, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ya dijo que no aceptará más recortes en la producción de petróleo del país. Según el Ejecutivo federal, México ya hizo su parte reduciendo en 100 mil barriles diarios, tal y como se acordó hace unos meses. Apuntó que no se puede ajustar más la producción y que la OPEC+ puede verificar su cumplimiento. Aparte reafirmó que se espera un mejor mercado en el futuro.

México y su reputación ante el mercado del petróleo global

Vale la pena poner las declaraciones de AMLO en contexto. Cabe recordar que, tal y como dice el presidente, la OPEC+ permitió a México recortar solo 100 mil barriles de su producción de petróleo. Sin embargo, esto fue porque se rehusó a llegar a 300 mil unidades al mes, como se le había pedido al inicio. Al final Estados Unidos (EEUU) intercedió por su aliado y decidió que sacrificaría una parte adicional de su propia aportación para compensar la parte mexicana.


Notas relacionadas


Ahora que es inminente una nueva reunión de la OPEC+ y que es casi seguro que se pedirá a los países miembros reducir su producción de petróleo, México está en problemas. Cierto, se podría volver a contar con el apoyo de EEUU en esta segunda ronda de negociaciones. Pero sería casi como volver a escribirle un cheque en blanco a la Unión Americana. Y es incierto en qué se le podría cobrar el favor al Gobierno Federal si se sigue extendiendo esta cortesía.

Pero lo más importante, es que México seguirá afectando su reputación entre los países de la OPEC+. Ya hay suficientes problemas entre los miembros y Rusia como para que la situación sea tensa. Si la República continúa retrasando las negociaciones con su postura inamovible y reticente al cambio, no sería del todo sorprendente que haya consecuencias. Y eso, en el largo plazo, podría resultar mucho más dañino para la industria del petróleo nacional que un recorte.

Así se está hundiendo el mercado del oro negro

Ciertamente la situación del petróleo a escala global parece tan grave como para requerir el apoyo de todos los productores del mundo para poder impulsar un poco las ganancias. No hay que olvidar que en marzo algunas mezclas se fueron, por primera vez en la historia, a números rojos. Y la sola perspectiva de posponer las reuniones de la OPEC+ bastan para que el precio por barril se desplome. Y a eso hay que sumar la crisis ambiental que sufre Rusia.

Por desgracia, el panorama no es precisamente positivo. En datos de Veolia, todos los países productores de petróleo están desesperados por abaratar la extracción y procesamiento del crudo. IEA reafirma que la crisis global del mercado es todavía más grave que en 2016, hasta ahora el año que menos dinero generó para esta industria. La misma OPEC teme que siga la volatilidad en el futuro, lo que destroza sus ilusiones de un estándar un poco más estable.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299