• Junto con Uber, también Lyft estaría por suspender cuentas de usuarios y conductores a raíz del coronavirus

  • Ante estas noticias, muchos de los socios conductores de la marca se quejaron de las condiciones precarias de su trabajo

  • Como la app no considera a estos aliados como empleados, no les otorga ciertos beneficios como cobertura médica

Aunque en México la crisis está más o menos controlada, con apenas siete casos confirmados y 37 bajo sospecha según Milenio, el coronavirus es aún genera preocupación en el mundo. En Italia, el nuevo gran centro de infección, el número de enfermos y muertos ha escalado tanto que se han establecido cuarentenas como solo se habían visto en China. Incluso en países en donde el patógeno está relativamente contenido, el pánico de individuos y marcas es palpable.

Ejemplo de ello es Uber y sus nuevas medidas. Así como lo hizo en México en los primeros días de la crisis, The Verge reporta que la compañía de taxis compartidos está pensando en suspender oficialmente varias cuentas. En concreto, los de usuarios que ya estén registrados como casos oficiales infectados por el coronavirus. Lo anterior se conseguirá a través de una cooperación cercana con las instituciones de salud federales, pero no se dieron más detalles.

No se sabe con exactitud si estas mismas medidas se van a aplicar de igual forma fuera de los Estados Unidos (EEUU). Por el momento, The Verge reafirma que la plataforma de transporte ya suspendió al menos a un socio conductor en Londres, que dio positivo por coronavirus. La idea es que la compañía considere “ayuda financiera” para aquellos colaboradores del negocio por hasta 14 días. Pero no se sabe exactamente que tan cuantiosa podría ser esta iniciativa.

¿Suficiente para combatir el coronavirus?

Uber no es la única empresa que está tomando precauciones para detener la expansión del coronavirus. La aerolínea Virgin Atlantic, que tenía planes para expandir su servicio a América Latina, decidió postergar este proyecto a raíz de la enfermedad. Por su parte Nestlé también dijo que suspendería todos los viajes de negocios en el mundo para proteger a su personal. También varias marcas, entre ellas Nvidia, quisieron suspender eventos de lanzamiento live.


Notas relacionadas


Hay que considerar si la iniciativa de Uber es suficiente para detener los casos de coronavirus. De inicio, parece un proyecto razonable. La compañía no solo va a ponerse a prohibir cuentas de cualquier persona que considere sospechosa. Al menos en EEUU (y con suerte, en otros de los países donde opera), va a tener un contacto cercano para limitar solo a las personas que se ha confirmado que están infectadas. Así pues, se podrá contener la situación donde cuenta.

Por otro lado, es importante apuntar que el coronavirus también se puede contraer y contagiar mucho antes que empiece a presentar síntomas. Así que es teóricamente posible que, ya sea un conductor o un cliente, alguien en un Uber sea un foco de infección para el resto de esta comunidad. Incluso con este hecho, sigue siendo un proyecto positivo. Solo es crucial que la gente recuerde que no se trata de una iniciativa infalible y aún es crucial tomar precauciones.

Defendiéndose de la enfermedad

A pesar que se trata de un patógeno relativamente poco mortal, de todas formas ha tenido efectos determinantes en la economía global. En España, institutos educativos tuvieron que cerrar sus puertas por 15 días, el periodo de incubación del coronavirus, para descartar casos aún sin diagnosticar. Dentro de México, incluso antes del primer caso, ya se empezaban a ver ciertas secuelas financieras. Apple también es un ejemplo icónico de los daños a empresas.

¿Cómo es que la población puede defenderse de una forma efectiva del coronavirus? Según la Organización Mundial de la Salud (WHO), es crucial que todo el mundo practique un lavado de manos profundo y constante, algo que la gente ya debería hacer por default de todas formas. A la vez, es importante mantener una distancia de al menos tres metros con respecto a los que estén estornudando o tosiendo. Por supuesto, si se ven síntomas, acudir a centros de salud.