• Se espera que la gran mayoría de las películas con fecha de estreno para marzo o abril se pospongan

  • Esto porque, a raíz de la crisis del coronavirus, las autoridades no recomiendan reuniones con grandes públicos

  • Asimismo, los consumidores están menos dispuestos a salir de sus casas para tareas o actividades que no sean esenciales

El coronavirus está cambiando radicalmente los planes de las compañías, especialmente en la forma que dirigen sus negocios. Algunas empresas están decididas a proteger a su personal a toda costa, por lo que están implementando esquemas de trabajo en home office. También hay marcas que han detenido operaciones parcialmente, por la baja cantidad de personas en las calles que alimenten a sus negocios. Otras están recurriendo más a los canales digitales.

Una de las compañías que entran en esta última categoría es NBCUniversal. De acuerdo con Adweek, la productora prácticamente se ha resignado a que la gente no irá a ver sus estrenos al cine. Sin embargo, contrario a lo que hicieron otras producciones, decidió enfrentar la crisis del coronavirus de otra forma. Así, se espera que películas como The Invisible Man, The Hunt, Emma y Trolls World Tour, algunas de ellas ya en salas, tengan estrenos directo en streaming.

Pero no solo NBCUniversal está viendo en el streaming de Video-on-Demand (VoD) una salida viable al coronavirus. Según AP, se espera que Disney también libere Frozen 2, que estuvo en salas de cine hace no muchas semanas, en canales digitales. Esto, con el objetivo de ayudar a las familias en cuarentena a pasar un rato más agradable con sus hijos en casa. Por ahora, las medidas solo aplicarán en Estados Unidos (EEUU) y no se sabe si llegarán a otras naciones.

Coronavirus, una oportunidad para el entretenimiento remoto

La industria del cine convencional ha sido una de las que más se han visto afectadas por la pandemia de coronavirus. A lo largo de las últimas semanas, varias películas han tenido que mover su fecha de estreno para no ver afectado su rendimiento por el brote. Entre ellas, la secuela de A Quiet Place. Asimismo, ya desde hace algunos días se estimaba que las pérdidas de esta industria podrían rondar los cinco mil millones de dólares (mdd) a nivel internacional.


Notas relacionadas


Pero también hay que aceptar que el coronavirus se posicionará como un gran aliado de la economía remota, en especial las empresas del entretenimiento. El streaming VoD, las marcas de videojuegos, incluso el mercado de la pornografía ha disfrutado de un impulso bastante importante en las últimas semanas. Es lógico, considerando que muchos individuos no tienen mayor remedio que estar en sus casas y tratar de matar mucho tiempo que ahora está libre.

Es importante que estas organizaciones no desaprovechen la oportunidad comercial que está abriéndose con el coronavirus. Incluso en el caso de NBCUniversal y Disney, podría ayudarles a posicionar su plataforma de streaming ante los líderes del sector, Amazon y Netflix. Pero es fundamental que todas sus actividades comerciales sean bastante delicadas. Al final, no es una gran narrativa que una marca trate de explotar, con fines comerciales, una pandemia.

Las otras compañías beneficiadas

No solo Disney y NBCU universal (o al menos sus unidades de streaming) podrán beneficiarse de la pandemia de coronavirus. Desde enero, marcas de desarrollo biotecnológico y de ciertos insumos médicos disfrutaron de un impulso en sus operaciones. En México, compañías como lo son Clorox están sacándole mucho provecho a la enfermedad, con ventas más altas y hasta recomendaciones de cuidado a las familias. Claro, están aparte las plataformas de streaming.

De acuerdo con Forbes, hay empresas que, como LinkedIn, han sabido reaccionar de forma adecuada a la crisis del coronavirus, con iniciativas que ayudan a la población. Según Vox, los negocios que lanzan comida enlatada (como Campbell’s) están indirectamente beneficiándose de la histeria colectiva de la mayor parte del público consumidor. Y en datos de WWD, este ejercicio podría ayudar a algunas corporaciones a desarrollar estrategias digitales de trabajo.