• El estudio analizó 30 mil emprendimientos dentro de México, a lo largo de todo el país

  • Se concluyó que los estados con más mujeres líderes de negocios son Sonora y Baja California

  • Dentro de la Ciudad de México, apenas por encima del 35 por ciento de estas empresas son lideradas por profesionistas

No se puede negar que, tanto en México como en el resto del mundo, las mujeres tienen un papel cada vez más importante en la economía. No solo comandan una capacidad de compra muy importante, que abarca más de la mitad del dinero que se invierte en todo el mundo. Tras iniciativas como el Para Nacional del nueve de marzo, demostraron también su penetración en todas las esferas profesionales y sociales. Sin embargo, todavía hay un sinfín de pendientes.

La muestra llega de los nuevos resultados de un estudio de UENI. A través de un comunicado, la organización reveló que apenas el 36.5 por ciento de los emprendimientos de México están bajo el liderazgo de las mujeres. Lo anterior significa que los hombres aún casi las duplican en número dentro del panorama de los nuevos negocios del país. Pero además hay otras cifras que reafirman cómo el papel de este sector de la población aún está notablemente rezagado.

Por ejemplo, la gran mayoría de las mujeres emprendedoras aún se desempeñan en un sector “femenino”. Por ejemplo, Belleza, Bienestar y Ropa y accesorios. Por otro lado, en categorías que están culturalmente asociadas al trabajo masculino, como Tecnología, Construcción y Finanzas, los hombres abarcan el entre 70 y 90 por ciento. No solo eso sino que el número de profesionistas líderes tiende a disminuir conforme sea más grande el negocio en cuestión.

Un fenómeno recurrente en el mundo

Junto con México, varios países aún no logran la integración de las mujeres a la economía. Es tan raro que haya profesionistas directivas, que muchas empresas presumen cuando una llega a formar parte de sus consejos administrativos. En publicidad, todavía es relativamente común que las compañías generen mensajes sexistas para llamar la atención. Sin ir más lejos, UENI realizó el mismo análisis en emprendimientos de Reino Unido, con resultados muy similares.


Notas relacionadas


Hay un punto bueno de estas cifras. Demuestra que las mujeres lentamente están haciéndose un lugar en la economía nacional e internacional. También, al ver las cifras por región, es claro que algunas entidades están obteniendo mejores resultados que el resto del país. En este sentido, se puede decir que hay una esperanza para que, en el futuro, se pueda hablar de una verdadera equidad de género en el emprendimiento. El reto, como siempre, está en tiempos.

Para ser pleno 2020, parece increíble que aún el 36.5 por ciento de los emprendimientos sean dirigidos por las mujeres. Con una diferencia tan significativa frente a su contraparte, es obvio que esta diferencia responde a problemas estructurales, y no al puro azar. Aún hay barreras cruciales para que este sector de la población pueda sostener una empresa, desde confianza de los consumidores hasta prejuicios en instituciones financieras. Y eso se debe solucionar ya.

El papel de las mujeres en México

A raíz del Día Internacional de la Mujer a inicios del mes, muchos individuos abrieron los ojos ante el panorama que vive esta población. En publicidad y medios de comunicación, forman una parte crucial, casi mayoritaria, de la fuerza laboral. También en retail, tanto desde el punto de venta como desde el lado del consumidor, dejan un vacío importante en la economía. Y en el panorama laboral, las mujeres también han conseguido escalar múltiples posiciones.

Sin embargo, por supuesto, hay muchos pendientes en materia laboral y de género en México. De acuerdo con InMujeres, aunque constituyen el 51 por ciento de la población nacional, las mujeres solo tienen una tasa de participación laboral del 41.4 por ciento. El Economista dice dos terceras partes de las que están empleadas están en la economía informal. Y en datos de Alto Nivel reciben un salario hasta 20 por ciento menor que los hombres por el mismo trabajo.