• Para 2017, Facebook había anunciado que sus lentes de RA no estarían listos sino hasta dentro de una década

  • La investigación en dispositivos para leer la mente se realiza en pacientes con epilepsia que se someterán a cirugía

  • Por el momento, el sistema puede interpretar los pensamientos de los usuarios con hasta 71 por ciento de precisión

Rápidamente los avances tecnológicos han alcanzado y hasta superado a la ciencia ficción. En Inglaterra se hacen pruebas para tablas voladoras capaces de cruzar grandes distancias. El desarrollo de las redes 5G prometen servicios y funciones casi fantásticas. Y aunque falta mejorar la tecnología, ya hay sistemas que pueden conectar la mente con una computadora.

Facebook trabaja en uno de estos proyectos, como parte de sus ambiciones en Realidad Aumentada (RA). Un estudio publicado en Nature Communications por un grupo de científicos aliados con la red social mostraron notables avances en el tema. Los lentes de RA que Mark Zuckerberg planea lanzar en el futuro no solo podrían leer palabras y frases en la mente de los usuarios. Estos comandos podrían utilizarse para navegar, silenciosamente, la interface.

¿Redes sociales con acceso a la mente?

No solo Facebook está explorando tecnologías futuristas. Google, a través de Waymo, tiene una significativa inversión en conducción autónoma. Y junto con Amazon, Apple y Microsoft está inmersa en una batalla por desarrollar el mejor asistente virtual más inteligente. Por su parte, Samsung trabaja arduamente en desarrollar un teléfono plegable comercial.

Si bien se trata de una tecnología prototipo, que todavía ni siquiera funciona de forma confiable, este avance en lectura de la mente llega en un intenso debate de privacidad. La misma Facebook enfrenta múltiples amonestaciones, multas y controversias por sus políticas de uso de datos personales. Tan solo por permitir la filtración de estos registros, marcas en otras industrias han pagado a las autoridades cifras millonarias en penalizaciones.

Al mismo tiempo, podría representar una oportunidad inigualable de monetización. A inicios de julio, Axios estimaba que el valor de los datos personales individuales podría alcanzar un valor promedio de 225 dólares por usuario. Añadir información recopilada con sistemas para interpretar la mente de las personas podría incrementar significativamente el valor de estos insights. Suponiendo, claro, que reguladores y público estén de acuerdo con la iniciativa.