• De acuerdo con Statista, solo en patrocinios, los eSports generan ingresos por 456 mil 700 millones de dólares anuales

  • En el mercado de los smartphones, los líderes de la industria todavía son Samsung, Huawei y Apple

  • Oppo está posicionado en quinto lugar, solo por debajo de Xiaomi, con casi nueve por ciento de los dispositivos

Uno de los mercados más complejos dentro de la industria de la tecnología es el de los smartphones. Por una lado, todavía el mundo está siempre al pendiente de los grandes lanzamientos de líderes como Apple, Huawei y Samsung. Al mismo tiempo, las compras de este tipo de dispositivos a escala global no solo se ha estancado. Ciertos agentes han reducido tanto sus ventas que buscan planes B en nuevas características y el sector servicios.

Múltiples cifras respaldan estas conclusiones. De acuerdo con IDC, las ventas de smartphones en el primer trimestre de 2019 fueron de solo 312.9 millones de unidades. El número es 5.9 por ciento más bajo que el registrado en ese mismo periodo en 2018. Por otro lado, Statista revela que los consumidores finales han estabilizado el número de adquisiciones de estos aparatos desde 2015-2016. Eso sin contar que los usuarios potenciales no aumentarán mucho a futuro.

Así pues, es lógico que las empresas estén buscando desesperadamente una bala de plata. Si no se aumentan las ventas de smartphones a escala global, las empresas de tecnología entonces tendrán que incrementar la competencia entre ellas por el dominio del sector. Por supuesto, ésta podría ser una guerra mucho más costosa y compleja de lo que las marcas estarían cómodas. Así que necesitan encontrar una solución que ayude a reavivar el interés.

eSports, ¿la clave para revivir el mercado de smartphones?

Oppo podría haber hallado una solución inteligente a este dilema. De acuerdo con The Drum, la compañía acaba de sellar un trato con el desarrollador del popular videojuego League of Legends, Riot Games. Con esta alianza, la marca se convertirá en el “aliado de smartphone global oficial” para los torneos de eSports del título. Se espera que este contrato continúe vigente al menos hasta el año 2024 y aplique pare eventos como el World Championship.

Como parte de esta alianza, la marca de smartphones pretende trabajar en “mejorar la experiencia de consumo en vivo de los eventos” para todos los usuarios. Se trata de la primera vez que la tecnológica se mete directamente al mundo de los eSports. De acuerdo con Brian Shen, presidente global de marketing de Oppo, se espera que con esta activación se capture con mayor efectividad a su audiencia objetivo. Es decir, los consumidores más jóvenes.

Las ventajas de los eSports como punto de marketing

No solo los smartphones están ansiosos por sumarse a la tendencia de los eSports y los videojuegos para reforzar sus técnicas comerciales. En el sector automotriz, Honda también se  alió con League of Legends como uno de sus patrocinadores oficiales. Para la industria de la comida, Pizza Hut realizó una activación con motivo de la Serie de Campeonato de Madden NFL 2020. Incluso varios gigantes de la industria piensan crear un ESPN exclusivo de gaming.

¿Es lógico pensar que los smartphones pueden beneficiarse de apostar por los eSports? Depende de cómo se vea. Los dispositivos móviles son muy populares para el consumo de video en línea. Con la llegada del 5G, el consumo de live-streaming a mediano plazo podría dispararse. Asimismo, los aparatos por sí mismos son cada vez más unas consolas portátiles con la capacidad de consolidarse como una plataforma para el gaming competitivo.

Por otro lado, podría ser exagerado pensar que solo los eSports pueden levantar las ventas de los smartphones. El público ya sabe que estos dispositivos permiten consumir videojuegos y streamings de video de gran calidad. Lo anterior no ha logrado incrementar el entusiasmo por nuevos lanzamientos. Tal vez hace falta que las estrategias de marketing estén más centradas en su relación con el gaming. Pero por el momento, es una opción que vale la pena explorar.

loading...