Desde Samsung hasta Huawei, el mercado de smartphone plegables parece ser el siguiente gran terreno a conquistar.

En la actualidad, dentro de un mercado en donde todo comienza a conectarse, lanzar un mercado inteligente no basta para ser líder en el segmento en términos de vanguardia.

El diseño y las posibilidades que este ofrezca para mejorar la experiencia del consumidor son la gran arena en la que, hasta ahora, parece que se librará la última gran batalla entre los desarrolladores móviles más grandes del mundo.

Llegar primero y saber quedarse

Samsung tiene la satisfacción de presentarse como el primer jugador en el mercado en apostar por este terreno, porque aunque Huawei respondió casi de manera inmediata, el Galaxy Fold es sin duda el referente más claro del mercado de smartphone plegables en la actualidad.

La marca coreana intentará conquistar la posición de líder dentro del sector. De hecho, todo indica que la empresa ya trabaja en dos nuevos modelos de teléfonos plegables, en donde uno de ellos podría ver la luz este mismo año.

De acuerdo con un informe entregado por Bloomberg, Samsung está trabajando en un dispositivo tipo clamshell plegable y otro más que se abrirá de manera similar al Huawei Mate X.

Un mercado que tardará en despegar

No obstante, la realidad es que hablamos de un mercado sumamente inmaduro, mismo que aún tomará algunos años para ser rentable y accesible para el grueso de la población.

Para muestra basta con reconocer los datos entregados por Canalys, indican que 2019 no será el año en que los teléfonos plegables se generalicen ya que seguirán siendo dispositivos de ultra lujo. Sin embargo, se espera que a nivel mundial se comercialicen cerca de 2 millones de este tipo de unidades.

La cifra es realmente pequeña si se considera que para este año la cantidad de usuarios de smartphone en el globo terráqueo alcanzará los 2 mil 659 millones de personas, según estimaciones de Statista.

La inversiones realizadas por Samsung en el terreno de los smartphones no son pequeñas y ante los miles de millones que ahora mismo están en juego, la pregunta obligada es ¿qué hará la firma si la apuesta del Galaxy Fold no prospera?

Plan B: Un teléfono con pantalla envolvente

Todo parece indicar que Samsung ya trabaja en un plan alternativo si el mercado de los plegables no despega.

Desde LetsGoDigital, informan que la marca surcoreana ha patentado un teléfono móvil que destaca por la incorporación de una pantalla envolvente.

Es decir, se trata de un display que cubre tanto el frente como la parte trasera del dispositivo y que permite manipular la terminal sin distinción.

Tal y como se aprecia en las imágenes, la ubicación de las cámaras delanteras y traseras, así como de diversos accesorios para sensores están, literalmente, en todas partes. De hecho, lo patentado por la marca cubre casi todas las variaciones posibles para colocar dichos elementos.

Lo más destacable de este diseño, esta en las posibilidades de aprovechar el borde de los dispositivos, ya que se presume que desde estos espacios -hasta ahora poco útiles- se podrán consultar notificaciones, por ejemplo.

Aunque se trata de una patente que bien nunca podría llegar al mercado, lo cierto es que la alternativa es sumamente interesante, y podría ser un exitoso plan B que podría revolucionar al mercado de la misma manera que el iPhone lo hizo hace más de una década.