• Al contrario de otros proyectos similares para combatir la COVID-19, este software no emplea coordenadas GPS

  • Esto, porque ambas marcas tenían preocupaciones en torno a la privacidad de los usuarios

  • Sin embargo, para que esta tecnología sea útil, requiere una alta penetración entre las comunidades afectadas por el virus

Uno de los mayores retos de la COVID-19 es su tasa de contagio. No solo es posible que haya una transmisión incluso si los enfermos no presentan síntomas. Además, es mucho más fácil que la gente contraiga el virus a comparación de otras enfermedades. Al ser un patógeno de tipo respiratorio, incluso hablar o toser cerca de alguien más podría ser un factor de riesgo. Y varias tecnológicas han decidido abordar el difícil reto de evitar un escalamiento de pacientes.

Tal vez el proyecto más esperado es en el que Apple y Google han trabajado por semanas. Las dos compañías prometieron desarrollar un sistema, basado en la tecnología Bluetooth, para que la gente pudiera tomar la distancia adecuada de posibles casos de COVId-19. Su idea era crear un sistema para que la gente recibiera una alerta al estar cerca de una persona con algún contacto con la enfermedad respiratoria. Y según AP, acaban de presentarlo hace unas horas.

Las compañías aseguraron que su tecnología para la COVID-19 ya está siendo usada por al menos 22 países del mundo, así como varias entidades en Estados Unidos (EEUU). También dijeron que la intención de este sistema no es eliminar el seguimiento de casos, una estrategia en donde los gobiernos rastrean los contactos de enfermos para aislarlos. Sin embargo, creen que su plataforma podría ayudar a potenciar estos esfuerzos a un círculo de desconocidos.

Unidos en contra de la COVID-19

Ante la pandemia, muchas autoridades y empresas han demostrado que pueden dedicar sus negocios para el bien comunitario. En el sector farmacéutico, varias compañías han invertido millones de dólares (mdd) para hallar una vacuna o tratamientos específicos a la COVID-19. También hay empresas que han creado fondos para apoyar a algunos socios comerciales. A eso se le deben sumar las donaciones, monetarias y en especie, a la lucha de los médicos.


Notas relacionadas


La alianza de Google y Apple para este proyecto no tiene precedentes. Se espera que el nuevo  sistema no solo ayude a controlar la pandemia de COVID-19. Además, sería de las primeras iniciativas en donde las empresas han hecho lo imposible para que teléfonos Android e iOS se comuniquen entre sí de forma sencilla. Eso sin contar que han lidiado con todos los problemas de batería y conexión que muchos de los programas piloto de los gobiernos tenían en común.

No deja de ser una colaboración extraordinaria entre dos marcas que no suelen cooperar entre sí. Y por supuesto que una situación tan extraordinaria como la COVID-19 iba a ser la que iba a por fin lograr un cese al fuego entre estos rivales. Pero tal vez, más allá de mejorar el entorno de la enfermedad, este proyecto pueda tener aplicaciones valiosas a futuro, Por ejemplo, ya no se ve tan imposible o lejano un producto o servicio comercial donde Android y iOS colaboren.

Alianzas: ¿Otro elemento de la nueva normalidad?

También a raíz de la crisis de COVID-19 se han dado más y más casos de marcas que deciden dejar atrás sus diferencias y trabajar por el bien de sus comunidades. Por ejemplo, Hilton pidió la ayuda de Lysol para convencer a los consumidores para volver a ocupar sus habitaciones. En México, varios miembros de la iniciativa privada formaron un frente común de apoyo con el Gobierno federal. Y al inicio de la crisis, GE y Ford se juntaron para producir más ventiladores.

Es posible que estas curiosas alianzas no sean la excepción, sino la norma, para un mundo tras la COVID-19. Y es que estas relaciones tienen ventajas que se pueden explotar durante una crisis. De acuerdo con Chron, son útiles para acceder a mercados más cuantiosos. En datos de Powerlinx, también ayudan a reducir los costos al compartir recursos e información. Por su lado Brandon Gaille apunta que ayuda a expandir la base de usuarios de los socios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299