Jack Ma y una advertencia sobre la tecnología que la industria debe atender

jack-ma-alibaba-trabajar
  • Jack Ma es fundador de Alibaba, uno de los gigantes del e-commerce

  • Durante 2018 se gastaron cerca de 929 mil millones de dólares a nivel mundial en tecnologías de consumo.

  • El tema central en Davos es: “Globalización 4.0: Cómo diseñar una arquitectura global en tiempos de la Cuarta Revolución Industrial”.

Es indiscutible que el papel que juegan los CEO de grandes empresas en la actualidad va más allá de administrar las empresas para las que trabajan; hoy son líderes de opinión con una gran influencia en temas de impacto global y la advertencia de Jack Ma, de Alibaba lo demuestra.

Esta semana se desarrolla el Foro Económico Mundial en Davos, donde se encuentra la cúpula política y económica a nivel mundial con el tema central de: “Globalización 4.0: Cómo diseñar una arquitectura global en tiempos de la Cuarta Revolución Industrial”.

Pero, en la reunión en Suiza se hablan de una gran cantidad de temas, de hecho es un escenario por excelencia para hacer RP y exponer diversos temas connaturales. Uno de ellos ellos es la tecnología.

Y, es el crecimiento abrumador del desarrollo tecnológico en los últimos años ha despertado la preocupación de muchos. Para darnos una idea de su impacto, hay que mirar las estimaciones del gasto mundial en tecnología de consumo del año pasado unos 929 mil millones de dólares, de acuerdo con la Consumer Technology Association (CTA). Imaginemos el monto si consideramos otros rubros.

Una serie advertencia

Para Jack Ma, multimillonario fundador de Alibaba el desarrollo tecnológico es bueno, pero conlleva un riesgo.

El empresario advirtió que la tecnología podría llevar a una tercera guerra mundial. Durante su participación en Davos, Ma recordó que esta jugó un papel determinarte para el inicio de la primera y segunda guerra mundial.

“La primera guerra mundial se debió a la primera revolución tecnológica. (…) La segunda revolución tecnológica causó la segunda guerra mundial. (…) Esta es la tercera revolución tecnológica, ya estamos llegando”, sentenció citado por la CNBC.

Se trata de una postura que ha defendido desde hace años. En 2017, por ejemplo, Ma argumentó que la inteligencia artificial podrían desencadenar un conflicto bélico mundial.

Los argumentos del empresario son interesantes, más si consideramos que ha invertido en el desarrollo tecnológico (incluida la IA) desde hace años.

Una visión compartida

El pensamiento de Jack Ma lo comparten otras grandes personalidades del mundo tecnológico. En su momento, el físico Stephen Hawking advirtió sobre los riesgos de avanzar en el desarrollo de la inteligencia artificial sin desarrollar protocolos adecuados para su regulación. Una propuesta similar se ha escuchado en Elon Musk, fundador de Tesla y Bill Gates, co-fundador de Microsoft piensan similar.

De hecho, existe una alianza de grandes empresas conocida como Partnership on Artificial Intelligence to Benefit People and Society (Sociedad de Inteligencia Artificial para el Beneficio de las Personas y la Sociedad), en la que participan firmas como Facebook, Amazon, Google, Microsoft e IBM que busca impulsar la investigación, recomendación de buenas prácticas y la publicación de reportes bajo licencias abiertas en áreas como ética, justicia e inclusión, transparencia, privacidad e interoperabilidad.

Esta visión no pugna por frenar el desarrollo tecnológico y la postura de Jack Ma no pide ir contra ella, por el contrario siempre ha defendido su potencial, pero bajo una actitud responsable.

No se trata de generar un panorama apocalíptico, pero la guerra comercial entre Estados Unidos y China ya alcanza a la tecnología; la polémica y bloqueo contra Huawei y las redes 5G, es sólo un ejemplo. La industria debe poner atención a una advertencia de este tipo y apelar por una competencia económica y tecnológica leal.