• GM, Nissan y BMW también han realizado alianzas estratégicas con una u otra marca china para entrar a este mercado

  • Sin embargo, fue Tesla la primera compañía extranjera en poseer por completo una subsidiaria en la nación asiática

  • Desde hace años que el territorio liderado por Pekín presenta la mitad de las compras de vehículos eléctricos en todo el mundo

No han sido precisamente buenos días para la industria automotriz. Prácticamente todas las empresas del mercado a escala global le han tenido que suplicar a sus gobiernos para que les concedan cuantiosos rescates que les permitan superar la crisis. En este sentido, es evidente que más de una marca está bajo enorme presión para mejorar rápidamente sus resultados en el largo plazo. Así que algunas empresas han adoptado una agresiva estrategia de expansión.

Entre ellas se cuenta la alemana Volkswagen. La marca automotriz, de acuerdo con AP, acaba de anunciar una significativa inversión para China, el más grande y más competido mercado en todo el mundo. Se espera que la suma de esta inyección supere los dos mil 200 millones de dólares (mdd) y se enfoque en desarrollar su presencia en el segmento de vehículos eléctricos. Los recursos se destinarán a la adquisición de dos unidades locales líderes en esta tecnología.

VW dijo que la mitad de la inyección se usará para crecer su control en Jianghuai Automobile Group, su aliada para vehículos eléctricos en China. El resto se dedicará a la adquisición una parte de Gotion, una productora de baterías. Con esta última compra, la marca alemana será la primer compañía extranjera en invertir directamente en una empresa de este sector dentro del país asiático. Todavía se requiere la aprobación gubernamental para ambas operaciones.

¿Qué marca dominará China?

No es la primera automotriz que muestra un interés en expandir su operación dentro de este país asiático. Renault afirmó hace poco que quería salir de China por la intensa competencia, con la excepción de la unidad de vehículos eléctricos de la marca. Varias empresas originarias de esta nación, entre ellas Xpeng Motors, presentan una amenaza para las ambiciones de sus rivales en occidente. Incluso Fiat-Chrysler está considerando diversificar sus negocios allá.


Notas relacionadas 


De nuevo, tiene sentido por qué toda marca en el sector automotriz está viendo a China para impulsar su negocio en vehículos eléctricos. Además del obvio incentivo de ser el mercado de mayor tamaño a escala global, Pekín ha implementado una serie de medidas para fomentar el desarrollo de automóviles sustentables, esperando convertirse en un líder global. Así que es una buena idea comenzar en Asia para eventualmente lanzarse al resto del mundo a futuro.

Pero la pregunta más importante es, ¿qué marca ganará el mercado eléctrico chino? Mucho tendrá que ver con la posibilidad de las extranjeras de enfrentarse a las rivales nativas. Aparte será crucial entender cómo posicionar sus productos entre la población asiática, en especial con los conflictos que se avecinan con Estados Unidos (EEUU). Así que ganarán las que estén dispuestas a apostar fuerte en la región, aún sin importar lo que puedan perder en Occidente.

Obstáculos a la industria de los autos eléctricos

Más allá de la situación de China, casi toda marca automotriz en el mundo está decidida a invertir de una forma u otra en vehículos sustentables. Tesla por ejemplo bajó el precio de los autos de su marca, en una apuesta por impulsar ligeramente la demanda en EEUU. A finales de 2019 Hyundai lideró una inversión de 52 mil mdd en este segmento para los próximos cinco años. Incluso Dyson y Sony, especializadas en otros mercados, han revelado sus prototipos.

La cosa de este mercado es que no basta con gastar varios mdd en un país al azar y empezar a producir coches. Cualquier marca que quiera entrar a la carrera debe estar lista para afrontar varios desafíos. En primer lugar, según How Stuff Works, se trata de un sector muy costoso. La BBC además apunta que aún la gente no se acostumbra bien a este cambio de paradigma y la demanda es baja. Y Accenture señala que aún no hay suficientes incentivos a nivel gobierno.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299