• Mar.ia asegur que tiene un gusto por la cocina, e incluso tiene una receta de chilaquiles que habría sido de su abuela

  • La influencer virtual mexicana también tiene una planta, Martina, que consiguió en un vivero de Xochimilco

  • Todas las fotografías en su perfil de Instagram parecen estar construidas digitalmente, incluidos los fondos

Las técnicas de influencer marketing, aunque útiles, han probado ser volátiles en el pasado. Y es que trabajar con celebridades o líderes de opinión, por la misma naturaleza humana, suele ser una apuesta que puede tanto beneficiar como afectar a las marcas. Así pues, cada vez más compañías están viendo a sus homólogos virtuales, simples avatares bajo estricto control de las agencias, como una alternativa atractiva. Esta tendencia parece haber llegado a México.

A través de un comunicado, se dio a conocer la existencia de Mar.ia, la primer influencer virtual 100 por ciento mexicana. A través de su cuenta oficial de Instagram, esta joven avatar ya está empezando a construir una comunidad de seguidores. Desde el cinco de mayo, cuando hizo su primer publicación en la plataforma, ya tiene a más de nueve mil fanáticos en su perfil. Aún no parece haber realizado ningún post patrocinado, sino que está construyendo su imagen.

De acuerdo con la misma influencer virtual, entre sus intereses se cuentan el medio ambiente, la salud mental y la equidad de género. También se autodefine como “una mezcla de antojitos mexicanos, memes, recetas de la abuela, artesanías de Taxco e inteligencia artificial”. A lo largo de las cinco publicaciones que ya tiene en su perfil de Instagram, parece que se afirman estos intereses. Hay un considerable esfuerzo por encarnar una imagen mexicana más internacional.

¿Una influencer que deben de atender las marcas?

No es la primera vez que se se habla de este tipo de líderes de opinión “sintéticos”. Una de las influencer más conocidas de este tipo de hecho es Lil Miquela, que salió en un controversial spot de Calvin Klein lanzado el año pasado. También se cuentan agentes como Noonoouri, que ha aparecido junto con Kim Kardashian en activaciones para marcas al estilo de Dolce & Gabanna. Hasta se están desarrollando proyectos de Inteligencia Artificial (IA) más complejos.


Notas relacionadas


Vale la pena preguntarse si el proyecto de Mar.ia es algo a lo que las marcas deben de voltear a ver en el futuro. Primero hay que recordar que un influencer virtual tiene varias ventajas por encima de uno “real”. No solo parece que obtiene resultados muy similares, si se le administra adecuadamente. Además, como sus acciones están cuidadosamente definidas por un equipo de especialistas en marketing, no hay sorpresas. El riesgo es menor con casi el mismo retorno.

También es interesante que Mar.ia tiene un enfoque muy preciso hacia el mercado mexicano. Es posible que una parte de la población sigan a grandes agentes como Lil Miquela. Pero hay un atractivo considerable en tener un agente capaz de generar más empatía con un público local. Sin embargo, se trata todavía de un proyecto en pañales. habrá que esperar a ver cómo va creciendo esta influencer virtual. Solo entonces se sabrá si vale la pena apostar por ella.

Evoluciona el entorno de los líderes de opinión

No solo la aparición de los influencer virtuales demuestra que este sector está creciendo a un paso acelerado. Instagram ha empezado a mostrar herramientas para que estos agentes sean capaces de monetizar mucho mejor sus perfiles. También ha crecido su popularidad dentro de regiones como América Latina. A eso se le tiene que sumar que sus resultados son cada vez más precisos gracias al uso cada vez más generalizado de herramientas como es la Big Data.

Pero se debe de aceptar que la figura del influencer virtual parece crecer a mayor velocidad que sus homólogos de carne y hueso. De acuerdo con Hubspot, estos agentes realmente no se diferencian mucho de sus contrapartes físicas, pues muchas de sus publicaciones hacen amplio uso de la post-producción. Según Agility, aunque poderosos, también están creando nuevos retos. Mail Relay cree que serán el futuro de aquellas marcas que puedan permitírselo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299