• La influencer digital Lil’Miquela tene más de 1.5 millones de suscriptores en Facebook

  • Por su parte, Bella Hadid casi duplica el número de fanáticos de la avatar artificial, con 24.3 millones

  • El comercial de Calvin Klein ha logrado que la marca disfrute un incremento modesto en búsquedas globales

Conforme las tecnologías digitales se vuelven más sofisticadas, los límites entre el mundo real y el mundo virtual tienden a desdibujarse. Por un lado se tienen complejos programas capaces de simular el don creativo y artístico que antes estaba reservado para los seres humanos. Y después se tienen propuestas como el más reciente videojuego de Microsoft, que desdibuja más la separación entre mundos. Esta tendencia ya hasta alcanzó la comunicación comercial.

En su más reciente comercial, Calvin Klein decidió romper esta frontera un poco más. En un anuncio disponible en YouTube, se puede observar a las influencers Bella Hadid y Lil Miquela. La modelo estadounidense aparece sola al principio del video. Sin embargo, rápidamente se le une la joven avatar digital. Después, ambas mujeres comienzan a besarse en pantalla. El video cierra con la idea de “crear nuevos sueños que nunca se creyó que podrían existir”.

De acuerdo con Adweek, este comercial forma parte de su campaña #MyCalvins. A su vez, el hashtag pertenece a la estrategia más amplia de I Speak My Truth de Calvin Klein. Mediante esta iniciativa, asegura la compañía, “se presenta a las voces más influyentes hoy en día, contando sus propias historias”. El video del beso entre la influencer real y la avatar digital pretende, de acuerdo con su descripción, “desdibujar los límites de la verdad y la ficción”.

Otra estrategia comercial arriesgada

Calvin Klein no es ajeno a la controversia en su estrategia comercial. En 2016 una de sus campañas Out-Of-Home (OOH) recibió duras críticas por sexualizar a las mujeres. También en 2015 impulsó una estrategia que giraba alrededor de encuentros íntimos entre desconocidos. Y últimamente también se ha recargado mucho en el influencer marketing. En febrero tuvo éxito con el músico Shawn Mendes y poco después reclutó a la actriz Millie Bobby Brown.

Pero este último comercial demuestra que Calvin Klein se está sumando a una tendencia cada vez más poderosa. Ya desde finales de abril se empezaba a ver una tendencia por utilizar más influencers digitales en publicidad. Por una parte está el nuevo Coronel Sanders de KFC, que resultó un éxito para la cadena de comida rápida. Y después está la aparición de la modelo Shudu en los BAFTA, que también fue considerada una innovación en el entorno.

Sin embargo, la estrategia comercial de Calkin Klen es arriesgada, al menos con este anuncio. Más allá de promocionar su marca y construir awareness, el video no parece tener un objetivo peculiar. De hecho, es muy clara su intención de llamar la atención del público, considerando las reacciones en YouTube. Si bien el clip ha generado más likes que dislikes y amasó 40 mil reproducciones en 24 horas, la mayor parte de los comentarios son de confusión.

Aunque es un momento muy relevante en publicidad e influencer marketing, las acciones de Calvin Klein podrían quitarle valor al momento. Como es en apariencia un comercial solo para llamar la atención, pierde un poco del poder que podría haber tenido una campaña con un objetivo más concreto. De cualquier forma, es un éxito para la marca. Muy intencionalmente ha roto una barrera entre dos mundos y, a pesar de la implementación, ha pasado a la historia.

loading...