• La campaña de The AA, Love that feeling?, fue creada por la agencia Adam&Eve DDB para Reino Unido

  • También la firma de producción Goodstuff ayudó a la organización a crear este cortometraje

  • Se espera que este spot se transmita en TV a lo largo de toda la temporada de verano

Una de las grandes ventajas de la animación en medio de la pandemia es que permite evitar muchas de las restricciones sanitarias que vienen con las grabaciones convencionales. Al contrario de una campaña en live-action, no se tienen que reunir varias personas en un espacio confinado por horas, incluso días, para crear un spot atractivo. De hecho, si se elige un estilo adecuado, técnicamente todo el proceso se puede hacer enteramente desde casa.

Todo este preámbulo es totalmente necesario por la nueva campaña de The Automobile Association (AA) de Reino Unido. La activación pretende animar a los conductores del país a volver con confianza a las calles después de la pandemia. Así pues, se quiso crear un spot en el que se pudiera reflejar la emoción de volver a salir a las calles en un automóvil. ¿Y quién hay mejor para reflejar este mismo entusiasmo que un perrito que extraña el aire en su rostro?

Así pues, la campaña muestra cómo Tukker, un perrito gris, se prepara en casa para el cada vez más cerca momento de volverse a subir al auto con su dueño y recorrer las calles. Para eso, empieza a “entrenar” con un ventilador que hay en el cuarto. No solo es de loa animales más graciosos que se han visto últimamente en un comercial. El spot emplea un estilo stop-motion tan fluido y bien hecho que supera por mucho a otras iniciativas de marcas rivales.

Superando las expectativas para una campaña

El uso del stop-motion es, curiosamente, bastante común en publicidad. Reebok la usó en una campaña con el luchador Conor McGregor, para promocionar la nueva línea de zapatos Zig Kinetica. Parte del impresionante corto de Bodyform también empleó esta particular estrategia de animación. En la Navidad pasada, la WWF lanzó un conmovedor mensaje medioambiental en esta técnica visual. Y poco antes, Loewe la utilizó para romper los clichés de estas fiestas.


Notas relacionadas


Pero en todos estos ejemplos, el stop-motion que se utiliza tiene una baja tasa de cuadros por segundo. Se trata de hecho de una característica casi icónica del uso de esta técnica de grabación. Además, es casi una cuestión inevitable considerando la dificultad de grabar este tipo de campaña de forma más fluida. En este sentido, el hecho que The AA haya logrado un efecto tan dinámico y suave en su activación es algo visualmente impresionante y agradable.

Claro, es un detalle casi innecesario. El perrito sería encantador aún si la campaña tuviera una fluidez más similar a otros proyectos de stop-motion. Pero para quienes saben de este estilo artístico, será un gran detalle y una muestra de la disposición de esta organización para dar el extra. Este tipo de ideas son las que las empresas deberían aspirar a meter en sus mensajes comerciales. Incluso los detalles insignificantes pueden mejorar la reputación de las marcas.

El arte del stop-motion

Claro, además de este estilo de grabación, hay otras formas en las que se ha empleado la animación para una campaña. YT Industries, por ejemplo, canalizó todos los detalles de un violento anime de acción para promocionar una nueva bicicleta. La portuguesa Maxmat es de las pocas empresas que ha apostado durante buena parte de su existencia casi de forma exclusiva a producciones que no son live-action. También hay proyectos mixtos, como LEGO.

Pero el stop-motion es un monstruo completamente distinto. De acuerdo con Spiel, el uso de esta técnica de animación en una camaña (o cualquier otro proyecto) es perfecto para crecer el reconocimiento de la marca. Sin embargo, Brainly apunta que es uno de los sistemas que más tiempo consume a las organizaciones, mucho más que una producción live-action tradicional. Pero Athena Studios apunta que puede ser una técnica bastante flexible, con algo de ayuda.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299