• La campaña de Reebok fue desarrollada con el apoyo de la firma de publicidad Deutsche

  • Esta activación es parte del esfuerzo Sport the Unexpected, que entra a una nueva fase de marketing con el comercial

  • Se espera que el efecto de esta estrategia se multiplique con el regreso de McGregor a la UFC

No es poco común que las empresas se unan a estrellas y celebridades de diferentes sectores para sus estrategias publicitarias. Por ejemplo, Apple empleó a una de las actrices chinas más importantes para su más reciente campaña en ese país. Progressive, en cambio, usó un mini-concierto de Smash Mouth para burlarse del medio tiempo del Super Bowl. Por su lado, Secret  logró crear un poderoso mensaje de empoderamiento de la mano de varias mujeres modelo.

Usar a este tipo de influencers, estrellas, músicos y deportistas para una campaña tiene sus ventajas. Según Baer, permite que las marcas puedan llamar la atención, construir credibilidad y distinguirse de sus rivales. FrogDog reafirma que su presencia hace que el público pueda recordar con mayor facilidad los comerciales de las empresas. Por su parte, Chron asegura que impulsa las cifras de ventas y permite atraer nuevos usuarios con mayor efectividad.

Por lo general, la gran mayoría de las marcas quieren que las estrellas que aparezcan en su campaña sean fácilmente reconocibles. De lo contrario, es posible que ni los fanáticos de estas figuras puedan reconocer a las personas que aparecen en el anuncio a primera vista. Así pues, muchas compañías se centran en solo colocar una fotografía de la persona sosteniendo el producto o usando el servicio en cuestión. Pero hay empresas que optan por otras técnicas.

Reebok presenta una genial campaña de acción en stop-motion

El peleador de la UFC, Conor McGregor, es la más reciente estrella utilizada por una empresa para promocionar sus productos. En esta ocasión, el deportista se alió con la marca Reebok en un esfuerzo por colocar el nuevo calzado Zig Kinetica. Pero al más puro estilo de esta compañía de artículos deportivos, no se trata de una campaña regular. En realidad se trata de un excelente cortometraje animado, lleno de acción y con la adorable técnica del stop-motion.


Notas relacionadas


La campaña sigue a McGregor mientras entra al cuarto desordenado de su hijo. Sin embargo, el peleador es repentinamente transformado en una pequeña figura de acción. Además, los juguetes y caos general del cuarto toma vida, en la forma de un sinfín de monstruos y otros enemigos que se abalanzan sobre el luchador. El deportista logra salir airoso de todos los encuentros, siempre mostrando el peculiar diseño de los nuevos tenis de Reebok.

Animación: ¿Ventaja o riesgo?

No solo Reebok se aventuró a hacer un comercial que no utilice live-action. Para la época de Navidad, KFC lanzó una serie de cortometrajes para promocionar sus paquetes de pollo. Nike, en septiembre, lanzó una psicodélica campaña para fomentar el deporte entre jóvenes. Loewe, así como la marca de artículos deportivos, presentó un video en stop-motion para noviembre. Y Papa John’s recurrió a la animación tradicional para su mensaje de las fiestas decembrinas.

Llama la atención la campaña de Reebok por atreverse a usar la figura de Conor McGregor de una forma estilizada y animada. Para quienes no reconocen fácilmente el rostro del luchador, podría ser difícil reconocerlo en el comercial. Una acción similar hicieron Gatorade y Chucky Lozano para un comercial en clara referencia a Súper Campeones. En ambos casos, cabe la posibilidad que el efecto de usar una celebridad no llegue a su máximo potencial por el estilo.

Por otro lado, a quienes sí conocen a McGregor, verlo en una forma tan llamativa como una figura de acción en stop-motion será sin duda un valor adicional. No solo será más fácil de recordar este comercial. Encima, el nexo que se pueda crear entre consumidores y marca será todavía más fuerte. Así que, si otras compañías quieren replicar la estrategia, deben tener en cuenta este principio. Tal vez su difusión sea menor, pero su impacto será de mayor calidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299

Compartir
Artículo anteriorMarketing vs publicidad: lo que no debes olvidar 
Artículo siguienteCuidado FedEx, no te atrevas a desafiar a Amazon
Editor web de Merca 2.0. Periodista especializado en economía, con experiencia en ciencia y tecnología. También he pasado por cultura, salud y entretenimiento. Escritor de ficción ocasional. Ávido consumidor de videojuegos. // Web editor in Merca 2.0. Economic journalist, with experience in science and technology. I've also written for culture, health and entertainment websites. On-and-off fiction writer. Big video games consumer. // E-mail: achavez[at]merca20[dot]com.