• La campaña del WWF fue creada con la ayuda de la agencia de publicidad Uncommon

  • Se espera que el anuncio ayude a la gente a darse cuenta del poder de la comunidad

  • El comercial fue dirigido por Noah Harris, parte del equipo que hizo Isla de Perros

Desde finales de octubre que las marcas están metidas en pleno frenesí de Navidad. Sainsbury lanzó una campaña inspirada en los famosos cuentos de Dickens hace solo unos días. Por su parte, Ikea presentó un anuncio el fin de semana donde trató de reforzar el consumismo entre sus seguidores en una campaña con una pegajosa canción de rap. Heineken hasta creyó buena idea iniciar la temporada decembrina en pleno Halloween con un video sobre la familia.

Por años, la Navidad se ha posicionado como una época sin igual para la industria de la publicidad. De acuerdo con BBC, en 2017 se registró un incremento en el gasto de las marcas para sus esfuerzos comerciales de más del 40 por ciento en menos de siete años. Disruptive Advertising apunta además que mucha gente comienza sus compras decembrinas desde septiembre. Por esa razón, más de una campaña de la temporada se lanza en estos meses.

Asé pues, la Navidad es un periodo muy particular para las marcas, al menos cuando se compara con sus estrategias comerciales para el resto del año. Sin embargo, casi cualquier campaña toca los mismos clichés temáticos que el resto de la industria. Por supuesto, lo anterior no significa que no haya excepciones que, temática y gráficamente, logran resaltar del resto del mercado. Algunos casos particulares hasta se desvían más de lo que se esperaría.

Una campaña de Navidad sobre la deforestación

Éste es precisamente el caso de la WWF y su más reciente activación comercial. La organización sin fines de lucro se ha distinguido desde hace mucho tiempo por su intensa lucha por la conservación de la naturaleza. De hecho, una de sus activaciones más antiguas es la campaña que invita a las personas a adoptar un animal. Pero para su nuevo comercial de Navidad, la institución ha decidido llamar a la población a aspirar a nuevas fronteras más altas.


Notas relacionadas


La campaña es un maravilloso cortometraje de stop motion donde se puede ver una selva en llamas, siendo arrasada por un grupo de máquinas que parecen estar limpiando el terreno. En la destrucción está atrapado un felino, indefenso ante el avance de los vehículos. Pero un grupo de personas que, agarrados de las manos, sale a defender al animal. Para cerrar el anuncio, la organización apunta que ésta es la última generación que puede hacer un cambio.

Un mensaje de responsabilidad en tiempos de festejo

No es la primera vez que una marca u organización demuestra su compromiso con el medio ambiente a través de una campaña. Coca-Cola México lanzó hace poco una iniciativa de reciclaje que, espera, consiga tracción internacional. Corona, en varios destinos vacacionales de playa, se propuso a reducir la contaminación de plástico ofreciendo cerveza a cambio de residuos. Incluso empresas como Unilever se han comprometido a reducir su impacto.

Siendo que no es una campaña fuera de lo común, ¿por qué hay que observar el esfuerzo de WWF? En primera instancia, se debe de reconocer la ejecución artística. El stop-motion es una técnica de grabación difícil que no todos los contenidos logran aprovechar adecuadamente. Así que se le debe reconocer a la institución el atrevimiento, así como la forma tan efectiva con la que llevó a cabo este estilo. Asimismo, se le debe reconocer el timing de su activación.

En las próximas semanas, todo el entorno de la publicidad estará dominado por la Navidad y las celebraciones decembrinas. Esta campaña no solo se cuelga de esta tendencia, sino que la aprovecha al máximo para dar a conocer un mensaje que los consumidores deben de conocer. Este tipo de aprovechamiento de las tendencias debería ser no solo digno de admirarse. Otras empresas también deberían trabajar en replicar su éxito en sus ejecuciones.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo