• La campaña fue creada con la ayuda de la agencia creativa Ralph

  • Todos los comentarios que ayudaron a la creación del spot son británicos

  • Específicamente, son visitantes regulares del Spitafields Market en Londres

A estas alturas de diciembre, ya se han visto decenas de comerciales de Navidad. Y aunque faltan todavía algunos días para el festejo, ya parece que se han visto y recorrido todos los clichés y temas. Ya están cubiertos los clásicos anuncios que hacen referencia a Santa Claus y  su épico viaje para repartir regalos. También hay más de una campaña que toca el tema de la cena en familia. Incluso ya está agotándose el recurso de romper con los clichés de las fiestas.

La falta de originalidad en la publicidad navideña no es un reto nuevo. La repetición de clichés y temas recurrentes campaña tras campaña es una de las razones por las que Tubular Insights cree que solo se necesita originalidad y nostalgia para triunfar. Creative Pool no teme señalar las similitudes entre anuncios “novedosos” y activaciones que salieron hace solo unos años. Y en este sentido, agentes como BBC empiezan a cuestionarse si siquiera son útiles estas ideas.

Con este contexto, se puede llegar a una conclusión: llegar a una campaña de Navidad que sea realmente original es una tarea realmente compleja. Una que además se vuelve más difícil, conforme los expertos de la industria empiezan a copiarse las buenas ideas los unos a los otros. En este difícil mercado, ¿habrá una receta para crear videos que resuenen con la gente y además no parezcan lo mismo que el resto? Prime Video podría haber hallado la solución.

Una excelente campaña de terror, en plena Navidad

El servicio de streaming de Amazon aprovechó la oportunidad única de tener un viernes 13 en plena locura decembrina para hacer algo realmente especial. En varias culturas occidentales, se le atribuye un significado negativo a este número. Y algunas leyendas en torno a esta fecha hacen que este día sea particularmente detestado entre los supersticiosos. Prime Video se puso a mezclar ambos conceptos y llegó a una campaña que realmente no tiene igual.


Notas relacionadas


Se trata de una campaña en donde el servicio de streaming grabó un cortometraje de terror en plena Navidad. El concepto por sí mismo, aunque no es nuevo, ya es suficientemente fuera de lo común como para llamar la atención. Su relevancia es mayor gracias a la fecha. Pero la real cereza sobre el pastel es la forma en la que Prime Video escribió la historia. Su equipo se puso a recorrer las calles de Reino Unido, creando una historia cohesiva entre varias personas.

El poder de la comunidad

No es la primera vez que una campaña involucra a su público, o la idea de comunidad, para alguna activación comercial. Walmart, para su nueva activación en Estados Unidos (EEUU), creó un video donde claramente trata de conmover y llegar hasta lo más profundo del cliente americano promedio. Aeroméxico, en el Buen Fin, usó a Harold, el señor del meme, para crear una serie de anuncios virales. Algo muy similar hizo PUBG para promocionar su versión móvil.

Pero el esfuerzo de Amazon y Prime Video es distinto porque hizo un crowdfunding de ideas para una campaña. Por supuesto, la implementación, ejecución y producción de cada uno de sus materiales todavía estuvo bajo la supervisión de la marca. Pero el hecho que incorporó a su audiencia en una parte crucial del trabajo creativo le permitió desarrollar una idea distinta. Más importante aún, le permitirá obtener una autenticidad difícil de conseguir de otra manera.

¿Qué pueden aprender las marcas de esta campaña? De inicio, que es una excelente idea involucrar a la comunidad en el proceso creativo de marketing. Lo anterior no significa, ni de casualidad, que las empresas le suelten las riendas a las personas para generar contenidos. Cada activación tiene que ser vigilada con mucho cuidado por las empresas. Pero agregar esta interacción permite a las empresas desafiar los clichés y convenciones de la industria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299