• La campaña inició oficialmente hace una semana, con un convoy de camiones

  • Este Coca-Cola Christmas Tour invitará a los clientes a reciclar sus botellas de refresco

  • Asimismo, se lanzarán proyectos digitales junto con las plataformas Waze y Snapchat

Para un sinfín de compañías, organizaciones y luchas sin fines de lucro, la Navidad es una oportunidad sin igual de promocionarse. La más reciente activación de Carrefour, además de colgarse de las fiestas, también aprovechó para celebrar su 60 aniversario. Por su parte, Apple aprovechó el escenario de las fiestas decembrinas en su campaña para la cámara de su nuevo iPhone 11. A la vez, marcas como Papa John’s usan las fechas para resaltar su trabajo social.

En este sentido, la Navidad es también una época de importante gasto publicitario. En cifras de WordStream, el precio de las subastas programáticas para poner comerciales en línea sube en hasta 140 por ciento ante el promedio del resto del año. Statista, por su parte, apunta que solo el gasto de la industria retail en Estados Unidos (EEUU) fue de mil 76 millones de dólares (mdd) en 2016. A la vez, Neil Patel apunta que los anuncios son más efectivos en esta época.

Así pues, no es sorprendente que las empresas estén dispuestas a dedicar grandes cifras de dinero para sus presupuestos de cualquier campaña de Navidad. Por supuesto, en el caso de cada empresa dependerá exactamente qué tanto es mucho para las fiestas. Un negocio de menor tamaño tal vez apenas incremente un poco su gasto durante diciembre y enero, para tener un rendimiento aceptable. Pero para grandes marcas, como Coca-Cola, es otra cosa.

La campaña más grande de Coca-Cola en la historia

Una de las empresas más influyentes de todo el mundo, así como el productor más importante  en la industria de bebidas no-alcohólicas, acaba de presentar su campaña de Navidad. Como parte de los esfuerzos, Coca-Cola lanzó dos anuncios en su canal de YouTube. El primero se encarga de reafirmar el compromiso de la empresa hacia los objetivos de medio ambiente y lucha contra la contaminación. El segundo da un mensaje de paz y unidad para las fiestas.


Notas relacionadas


Pero lo más relevante de esta campaña no son sus anuncios, sino el gasto de Coca-Cola en toda la implementación. Se trata del mayor gasto que haya realizado la empresa en un esfuerzo publicitario en lo que va de su historia. Asimismo se espera una ejecución donde se abarquen desde los medios digitales hasta TV tradicional, Out-of-Home y otros espacios. Asimismo, se realizaron una serie de alianzas con otras marcas, plataformas y proveedores.

Dueña de la Navidad

No es la primera vez que una empresa realiza una campaña de Navidad de alto calibre en lo que va de las fiestas 2019. ComcastNBCUniversal ejecutó una ambiciosa estrategia en donde promocionó su servicio XFinity con la ayuda de E.T., el Extraterrestre. También Apple, para vender la nueva versión de sus iPads, grabó un impresionante y conmovedor video sobre la familia y las fiestas. Incluso la rival de Coca-Cola, Pepsico, ya tiene sus activaciones listas.

Sin embargo, Coca-Cola tenía que hacer esta inversión para su campaña. No hay ninguna empresa que tenga la misma relación con la Navidad en un nivel tan profundo, al menos dentro del pensamiento de los consumidores. El gasto es un requisito si la empresa quiere conservar este vínculo tan especial que ha logrado forjar entre la fecha y su producto. A eso se debe sumar que su estrategia es cada vez más digna de ser replicada en otras industrias y marcas.

En lugar de seguir avanzando sola en sus ambiciones publicitarias, la empresa en efecto está forjando importantes alianzas con otras compañías. Plataformas y marcas que de hecho tienen un nexo especial con el tipo de estrategia y sentimiento que quieren dar a entender entre los consumidores. Así pues, consigue metas y resultados que no solo no están alineados a una gran estrategia integral comercial. Su impacto se ve ampliado a raíz de estas asociaciones.