• Según Statista, PUBG tenía una base de jugadores de 50 millones para junio de 2018

  • Las siglas del juego significan PlayerUnknown’s BattleGrounds, en honor al desarrollador original de la idea

  • AKQA fue la agencia creativa responsable de diseñar y producir esta campaña

La comunidad de videojuegos, a escala global, es más numerosa que nunca. De acuerdo con Newzoo, para 2017 ya se contaban más de dos mil 200 millones de gamers en todo el mundo. Este número no solo alimenta un enorme mercado de 108 mil 900 millones de dólares (mdd). También significa que la comunidad afecta a este tipo de entretenimiento es más diversa que nunca. Y la nueva campaña de PUBG quiere atraer a un arquetipo poco convencional: el noob.

Para la campaña The Worst Player in The World, el videojuego Battle Royale creó una mini serie de seis videos. En ellos, el personaje principal es un jugador novato llamado Reggie. El noob habla directamente a la cámara, dando consejos (malos o pésimamente implementados) para ganar. En todos se hace burla del arquetipo de gamer en clara desventaja (y un poco de dumb luck) frente al resto de la comunidad que conoce perfectamente el entorno y las reglas.

Una campaña que representa otros públicos

Varios videojuegos han probado con formas innovadoras de llamar la atención hacia sus títulos. Warframe, en julio, apostó por una activación en vivo ligada al genero de las pranks. Ubisoft, para promocionar Watch Dogs: Legion, utilizó en su campaña un sketch cómico de formato largo que, indirectamente, daba a conocer las características de su juego. Xbox incluso se ha aprovechado de los clichés de otras industrias para crear sus mensajes.

Esta campaña es notable porque claramente busca extender la audiencia a la que se dirige. Por lo general, las compañías de videojuegos se anuncian entre un público muy particular, que ya es afecto a esta forma de entretenimiento. Pero al hacerlo, están dejando de lado un gran mercado: el casual. Cifras recopiladas por WePC apunta que el género preferido en juegos móviles (la plataforma más lucrativa de la industria) es precisamente el casual.

A eso hay que sumarle que el juego representa el arquetipo del noob, sí con comedia, pero nunca con burla. De acuerdo con The Goss Agency, las marcas tienen que procurar crear mensajes comerciales e identidades con las que el público pueda identificarse. Por eso hay iniciativas como una Sirenita afrodescendiente. Que la campaña retrate a los jugadores novatos sin malicia permite que este sector se sienta mejor bienvenido en su comunidad.