• Según Statista, Interjet registró pérdidas netas por casi dos mil millones de pesos a finales de 2018

  • Asimismo, ese mismo año se proyectaron sus ganancias en unos 23 mil 780 millones de pesos

  • Estas cifras fueron posibles gracias al negocio que trajeron más de 13.88 millones de pasajeros

ACTUALIZACIÓN: Se agrega la postura oficial de la marca

Una vez más, la aerolínea mexicana Interjet se ha vuelto a hacer trending topic en Twitter. En esta ocasión, el hashtag responsable es #LordInterjet, en respuesta a un incidente que se registró hace unos minutos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). A lo largo de toda la red social, han empezado a circular videos de un empleado de la aerolínea. El hombre parece irse a los golpes contra uno de los usuarios del servicio por estarlo grabando.

De acuerdo con La Razón, el agresor es un gerente de Interjet. El altercado ocurrió mientras un grupo de personas solicitaban a la aerolínea los viáticos correspondientes por ley después que se atrasara uno de sus vuelos. Mucha gente reclamaba al empleado de la empresa comida y hospedaje por el retraso de su transporte. Súbitamente, el hombre vio a otro grabando todo el intercambio. Después de pedirle que dejara de grabar, y ante su negativa, lo empezó a agredir.

Todo este intercambio está apoderándose de las redes sociales. No solo el video se volvió viral en Twitter, a través del hashtag #LordInterjet. Además, el tema se ha posicionado como uno de los más populares en la plataforma. Hasta las 17:00 horas, ya se podían contar más de mil 292 tweets. Muchos de ellos eran reclamos a la empresa por la calidad de su servicio de atención a los clientes. Otros más tomaron el acontecimiento para hacer memes y bromas sobre la pelea.

La postura de la aerolínea

Al respecto de este incidente, un vocero de Interjet compartió con el equipo de Merca 2.0 una respuesta oficial sobre esta noticia:

En relación a un video que circula en redes sociales sobre una discusión entre un colaborador de la empresa y un pasajero, Interjet lamenta los hechos que desencadenaron este incidente. Para Interjet nuestros pasajeros son lo más importante y a ellos nos debemos; por eso realizamos una profunda investigación para determinar las causas que originaron este conflicto y en consecuencia determinar las acciones correspondientes.

Otra pequeña gran crisis para Interjet

Sería injusto decir que se trata de un evento sin precedentes. En enero pasado, McDonald’s sufrió un incidente similar cuando, como en el caso de Interjet, una de sus empleadas se puso a los golpes con un cliente. En julio, la cadena de comida rápida volvió a repetir la hazaña, esa vez presuntamente por un refresco gratis. Aunque no necesariamente igual, hace poco Uber reveló las imponentes y decepcionantes cifras de violencia y agresión dentro de sus unidades.

Al mismo tiempo, la situación de Interjet es especial por todas las controversias en las que se ha visto envuelta la empresa en los últimos meses. Hace unos días, se reportó que esta marca fue de las más mencionadas por la masiva cancelación de vuelos en plena fiesta de Navidad. De hecho, justamente los viáticos por ley de este incidente fueron los que ocasionaron la pelea con #LordInterjet. Pero ya desde antes la empresa se empezó a distinguir de forma negativa.


Notas relacionadas


También se deben sumar los rumores de quiebra que Interjet ha tenido que navegar desde hace meses. Chismes que, encima, podrían haberle costado a Grupo Alemán un trato con Televisa Radio. En octubre, también se ganó la crítica de la opinión pública por su reacción lenta ante un simulacro de atentado terrorista. Sus empleados también han sido un dolor de cabeza frecuente. Como muestra, el caso de la piloto que sugirió bombardear el Zócalo.

¿Tres strikes y va para fuera?

Ninguna persona o experto de la industria podría negar que la situación por la que atraviesa Interjet es, cuando menos, retadora. La empresa ya tiene bien cimentada una reputación de mal servicio y pésima atención a los clientes. Además del disgusto del público general, está la incertidumbre que los rumores de su quiebra le traen a los consumidores. Cualquier podría decir que la marca está al borde de un punto de no retorno, un hundimiento comercial grave.

Pero es cierto que Interjet ha sobrevivido problemas de esta naturaleza antes. Es cierto que en esta ocasión se están apilando y representan un riesgo adicional al status quo de su negocio. Pero puede verse más como una llamada de atención, un wake-up call para la empresa. Si ahora se pone las pilas y empieza a mejorar su servicio a como de lugar, podría recobrar la confianza de los consumidores. De otra forma, en un futuro, sí podría hablarse de su perdición.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299