Hoy fue un día emocionante para los seguidores de Apple. Tim Cook presentó múltiples nuevos servicios, plataformas y actualizaciones. La tecnológica redoblará esfuerzos en las industrias del streaming, finanzas, creación de contenido e información. Si bien las noticias no fueron tan bien recibidas por todos los sectores, un tema resaltó a lo largo del evento: la protección de datos.

En todos y cada uno de los anuncios, Cook y su equipo se encargaron de dejar muy en claro que sus nuevos servicios le darían prioridad a la ciberseguridad. Específicamente, reafirmaron que no dejarían que la información personal usada por sus plataformas abandonara Apple. Esto no es solo una referencia a las controversias en que se han visto involucrados ciertos competidores. Es también una inteligente propuesta comercial para diferenciarse en el mercado digital.

Una respuesta a una consternación global

En su Global Risks Report 2019, el World Economic Forum (WEF) identificó tanto los ciberataques como el robo de información entre los temas prioritarios de la agenda global. La institución afirma que son eventos con alta probabilidad de incidencia y graves afectaciones a los usuarios. Pero, ¿no deberían ser los gobiernos los que se encarguen de la situación?

La realidad es que, sin importar si Apple es el agente más óptimo para abordar las cuestiones de ciberseguridad, el público desea que las compañías tomen la batuta. De acuerdo con Statista, entre el 15 y el 27 por ciento de las personas confían en los proveedores tecnológicos para garantizar la integridad de sus datos. Menos del 12 por ciento dice lo mismo del gobierno federal.

Toda declaración en el evento indica que Cook y su equipo están conscientes de este hecho. Con Apple Card, prometieron disminuir la incidencia de robos o fraudes en línea. Con News+, apuestan por contenido informativo seleccionado a mano de fuentes confiables. Y con Channels, aseguraron que ninguna organización externa tendría acceso a los datos de los usuarios. Cada aspecto aborda una de las grandes preocupaciones sobre el uso de internet en Estados Unidos.

Medidas de precaución de Apple para un futuro en servicios

Durante todo el evento, Cook no anunció un solo nuevo dispositivo. Toda la conferencia estuvo dedicada a nuevas plataformas y servicios de Apple. Esto es relevante porque, como productora de teléfonos y aparatos inteligentes, la empresa no debía recolectar tantos datos para su negocio. De hecho, de acuerdo a un recuento en ZDNet, se limita a registros simples de acceso y uso.

Con su transición al mercado de los servicios, la actividad de recopilación de datos de Apple también va incrementar. Con este reenfoque, la compañía tiene la oportunidad de diferenciarse de la competencia en el aspecto de la protección de datos. Al final, a pesar que consideran que las compañías tecnológicas deben hacerse cargo de la integridad de sus datos personales, la gran mayoría de las personas no confían que ese trabajo se esté realizando correctamente.

Apple es la segunda potencia global en la comercialización de smartphones, después de Samsung. La protección a los datos de los usuarios debería ser una obligación para las compañías. Pero los incidentes de la historia reciente dan a entender al público que se trata de un valor agregado, no un compromiso que tienen los proveedores. Si a Cook y su equipo les obsesiona asegurar la información de su público, no es por un sentido de responsabilidad hacia su comunidad.

Es porque saben lo que representará para su división de servicios, en términos económicos y de valor de marca, atender estas preocupaciones.