• Detective Pikachu está ligeramente basada en un título spin-off de la franquicia original de videojuegos

  • La película alcanzó el récord gracias a que aún se transmite en Noruega, Eslovenia, Portugal, Nueva Zelanda y Colombia

  • Solo en Estados Unidos, la película recaudó casi 150 mdd desde su estreno en mayo

Hay un nuevo rey en el cine basado en videojuegos. Con más de 436 millones de dólares (mdd) en ingresos de taquilla, Detective Pikachu se ha vuelto la película más exitosa de toda la historia en su categoría. De acuerdo con Box Office Mojo, el filme protagonizado por Ryan Reynolds ha superado por fin los 433 mdd de Warcraft, el anterior poseedor del récord.

Pero Detective Pikachu no solo estableció récords financieros. De acuerdo con Yahoo News, la película es también la que mejor recepción crítica ha tenido en la historia de los videojuegos. En cifras de Rotten Tomatoes, tiene una sólida calificación de 67 por ciento. Con el ranking, supera a las cintas Rampage y Tomb Raider, con poco más del 50 por ciento de aprobación.

¿Cambio de paradigma para las películas de videojuegos?

Tradicionalmente, las adaptaciones cinematográficas de los videojuegos no han sido las más atinadas. Warcraft fue un éxito gracias a la gran popularidad del juego en China, pero fue recibida negativamente por el público occidental. Y hay innumerables filmes que ayudaron a cimentar la reputación de este tipo de proyectos como destinados al fracaso. Así, a pesar que son una fuente interminable de ideas para Hollywood, no muchos se atreven a explorarlos.

Pero Detective Pikachu realmente cambió el panorama para la industria. Tanto el éxito comercial de Warcraft como la expectativa de la película de Pokémon motivó a que varias franquicias de videojuegos consideraran adaptaciones a la TV o el cine. Incluso la película de Sonic The Hedgehog ha sido recibida con gran entusiasmo. En especial por la disposición de la casa productora a hacer caso a las sugerencias del público.

Es posible que el cine esté desarrollando una buena fórmula para las películas de videojuegos. A saber,, acompañarlas con una intensa campaña de marketing, grandes estrellas tradicionales de Hollywood y usar el material original solo como referencia para crear una historia única. Por supuesto, aún quedan pendientes para que realmente se conviertan en grandes blockbusters. Pero es reconfortante que, finalmente, hay un posible cambio de paradigma en el futuro.