• Según Global Web Index, los consumidores en 2020 esperan que las tecnologías empiecen a reformar el sistema de salud

  • Asimismo, hay grandes expectativas (y preocupaciones de seguridad) ante un posible futuro sin dinero en efectivo

  • Por otro lado, también se podría ver un renacimiento del retail, a través de su adecuación a canales digitales

Hay varias expectativas para el año que se avecina. Hay varias tendencias que van a moldear el entorno del ecommerce a lo largo de los próximos meses. Pequeñas y medianas empresas también tienen un par de elementos que vigilar como parte de su estrategia digital. También se espera que varias tecnologías innovadoras tomen forma en el futuro a mediano plazo. Pero a lo que deben prestar atención las marcas, son los cambios que se verán en los consumidores.


Notas relacionadas


En ese sentido, los agentes más importantes del mercado ya tienen marcadas las tendencias de mayor peso. Deloitte espera que cambien las preferencias de los consumidores en el sector de alimentos. Según Brandwatch, la sustentabilidad y la influencia de amigos y familiares van a tomar el escenario principal en la toma de decisiones. Pero Hubspot asegura que habrá tres elementos específicos que buscarán las audiencias durante 2020 en casi todas las marcas.

Transparencia y honestidad: Prioridades para los consumidores

A lo largo de 2019, varias empresas se distinguieron por no ser completamente sinceras con sus consumidores. Esto fue todavía más claro en el sector tecnología, con el uso de datos personales y otras iniciativas similares. Lo anterior contribuyó a erosionar la confianza del público, no solo en esas marcas sino en el mercado en general. Como no se ha resuelto este reto, seguirá siendo uno de los más relevantes en el transcurso de los próximos 12 meses.

En este sentido, las compañías a lo largo de 2020 deben probar a los consumidores que son agentes de confianza. Lo anterior significa no solo tener una comunicación más cercana, directa y sincera con la audiencia. También es evitar ocultar cualquier cosa que pudiera ser visto como un engaño a la población general. Conforme la gente le gane confianza a ciertos negocios, se podrá ver cómo ésta es una gran inversión económica para el corto y largo plazo.

Conexiones privadas: Regresando a una interacción más profesional

También este punto está muy relacionado con las controversias de datos personales que se dieron en el transcurso del 2019. Las personas no solo desconfían que las empresas no estén siendo sinceras con ellas. Además, tienen una plena aversión a darles acceso a su información sensible. En el mejor de los casos, porque creen que pueden perderla a agentes maliciosos de fuera. Pero hasta hay quienes temen que las mismas empresas la exploten de forma negativa.

En este sentido, los consumidores empezarán a actuar con mucho más cuidado. Es muy probable que dejen de utilizar las plataformas que requieran o recolecten muchos de sus datos sin razón aparente. Así que las marcas tienen dos opciones. Primero, desarrollar alternativas que les permitan interactuar con su público sin tener que conocerlos a tanta profundidad. O bien, ofrecerles un valor agregado suficiente para justificar el uso de esta información sensible.

Responsabilidad social: Crece aún más su importancia para los consumidores

Desde hace años que las empresas reconocieron que sus negocios deben de ver más allá de los resultados económicos que producen. También tienen que cuidar el tipo de efecto que tienen sus actividades en su entorno, tanto en el aspecto financiero como el social. Así pues, se ha popularizado la idea del impacto positivo a las comunidades y de ser más amigable con el medio ambiente. Pero para 2020, la prioridad empezará a ser otro punto muy específico.

Tanto la salud mental como el bienestar digital están convirtiéndose en temas muy relevantes entre los consumidores. Las empresas que quieran realmente tener un impacto positivo en la sociedad, para incrementar su valor agregado ante las audiencias, deben pensar en invertir en estas iniciativas. Por ejemplo, limitar el efecto negativo que sus negocios pueden tener en la vida de sus usuarios. O bien, reducir las acciones de los agentes maliciosos en sus sitios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299