Alsea responde críticas a empleados con ausencia sin goce de sueldo

  • Alsea comunicó a la BMV una serie de acciones a raíz del coronavirus COVID-19

  • La propuesta de ausencia voluntaria de 30 días sin goce de sueldo, fue la razón

  • Ante la polémica, la empresa dio una nueva postura pública

El día jueves provocó mucha polémica el plan de acciones definido por la operadora de restaurantes Alsea en respuesta a la contingencia sanitaria que se vive en México a raíz del brote de coronavirus COVID-19.

La compañía se volvió tendencia en redes sociales y una gran cantidad de medios nacionales e internacionales dimos cobertura al hecho.

De todas las acciones descritas por Alsea en el comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la que provocó tales reacciones fue la que hace referencia a otorgar una ausencia voluntaria de 30 días sin goce de sueldo a los colaboradores que así lo soliciten.

La operadora de restaurantes y cadenas como Starbucks, VIPS, Domino’s Pizza e Italiannis, ha dado seguimiento a lo que sucede y, por ello, ha decidido externar una postura pública.

A través de un comunicado enviado a los medios de comunicación, Alsea explica que, la “licencia voluntaria es una de varias medidas que estamos aplicando para tratar de preservar los más de 41 mil 500 empleos que ofrecemos en el país”.

De igual forma, expone que esta medida tan drástica, es en respuesta a que “estamos viviendo un tiempo que nos reta a todos”.

Aquí todo el mensaje de Alsea:

Alsea-Respecto al comunicado emitido a la BMV
Imagen: comunicado de Alsea

¿Qué es lo que planteó Alsea ante la BMV?

El jueves se dio a conocer que la operadora de restaurantes comunicó a la BMV una postura y plan de acciones en lo que resta del año, debido a que enfrenta un escenario complicado en su operación.

Aquí un recuento de lo que se dijo ayer:

“Se pospondrán toda las nuevas aperturas que sean posibles. Cual quiere proyecto que no sea esencial para continuar con las operaciones”, expuso la firma, en la que detalló que esto incluye proyectos de remodelación, mantenimiento y tecnología. Además, de acuerdo con un reporte de El Financiero, Alsea indicó que que su inversión para 2020 pasará de los 5 mil millones previstos antes del virus, a menos de 2 mil millones de pesos.

Como parte de las acciones a seguir, la compañía también informó que reducirá gastos: recortando puestos de trabajo en su centro corporativo, y que establecerá un “programa para colaboradores dispuestos a tomarse una ausencia de 30 días sin goce de sueldo”, según informó en su momento Animal Político.

Uno de los puntos importantes es que Alsea dijo: “Estamos ajustando a nuestro personal en todas nuestras marcas, reduciendo las horas de trabajo y plantilla en línea con la demanda”, reportó Aristegui Noticias.


Te puede interesar:

¿Una decisión acertada?

La empresa no habló de un despido, algo que sí sería incurrir en una ilegalidad. Al respecto, esta tarde, ante una situación similar con Aeroméxico, se explicó que, en caso de que se decretara una contingencia sanitaria por parte de las autoridades federales, las empresas no podrían despedir a su personal.

En ese sentido, el abogado Arturo Alcalde Justiniani, en entrevista con Aristegui Noticias, sostuvo que: “lo importante es dejar claro el mensaje de que los empresarios no pueden despedir a los trabajadores; si lo hacen, es un despido injustificado”.

Pero, de acuerdo con Conciliación y Arbitraje, si se declara una contingencia sanitaria por parte de las autoridades correspondientes, se puede decretar un paro de labores sin que el patrón necesite autorización alguna para suspender las actividades de acuerdo con lo dicho en los artículos 42 Bis, 427 fracción VI y 429 fracción IV de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

A su vez, la LFT señala en caso de llegar a este punto, la empresa que así lo requiera, “no requerirá aprobación o autorización del Tribunal y estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes”.

En el caso de Alsea, quedará en las autoridades competentes determinar su su preceder es pertinente o queda fuera de la ley dado el contexto que se vive en el país a raíz del coronavirus COVID-19.

La iniciativa apela a los empleados “que así lo requieran o deseen” por un lado no recibirán sueldo, pero garantizan su lugar de trabajo para cuando se cumpla ese periodo. Más allá de la imagen que proyecta la propuesta, es importante señalar que ésta puede ser un arma de dos filos para Alsea: Puede reforzar o romper el vínculo y compromiso con sus trabajadores y con quienes en un futuro pudieran aspirar a ingresar a su corporación.

En negocios ¿sí funcionó?

Es un hecho que Alsea está enfrentando un panorama complicado, al igual que todas las compañías a nivel mundial; hemos sido testigos de distintos planes de acción por grandes corporaciones desde que la alerta sanitaria fue decretada en China, luego en Italia, España, Francia, y Estados Unidos.

Ejemplo de ello es que el 17 de marzo, en una de las jornadas más complicadas para los mercados bursátiles a nivel global, las acciones de Alsea perdieron un 30 por ciento en la BMV, una de las mayores caídas junto a Volaris (28.6%), y Grupo Aeroportuario del Pacífico (17.3%).

Un día después, el 18 de marzo, las acciones de la compañía volvieron a caer un 22.7 por ciento. Sin embargo, este viernes, dieron un ligero repunte del 3.65 por ciento.

Alsea-BMV-MZO20
Imagen: Google Finance