• La campaña de KFC fue creada con el apoyo de la agencia Circus Grey

  • En un inicio, el anuncio parece mostrar a un Santa Claus que está a punto de abandonar su trabajo

  • Sin embargo, eventualmente se revela que solo se prepara para llevar a cabo el trabajo que tiene para el resto del año

Todavía en México hace falta que se supere el Día de Reyes para dejar atrás la temporada de las fiestas decembrinas. Sin embargo, para buena parte del mundo, el furor de la Navidad y el Año Nuevo ya está desvaneciéndose. Ya quedaron atrás las activaciones en las que marcas rivales dejan atrás sus diferencias y se felicitan. También se puede decir, casi de forma oficial, adiós a cualquier campaña que hable de Santa Claus, el espíritu navideño o la cena en familia.

Lo anterior significa que se acabó uno de los mejores periodos más para las marcas. En cifras de Boostability, las fiestas decembrinas son la excusa perfecta para que las empresas formen un lazo con sus clientes y reafirmen su lealtad. Según ACGraphix, también es una oportunidad sin igual para realizar activaciones offline, a través de patrocinios y otras estrategias. Además, casi cualquier campaña que se realice durante la temporada ayudará a incrementar las ventas.

Claro que no es como si, una vez que llega el dos de enero, inmediatamente se apague un switch que afecte la recepción de los consumidores a este tipo de estrategias decembrinas. Sin embargo, es difícil que las empresas generen un mensaje atractivo, que logre sacar un buen provecho de la temporada, una vez que las principales fiestas quedaron atrás. Pero no significa lo mismo complejo que imposible, como lo demuestra la nueva campaña de KFC.

Una excelente campaña post-Navidad

La cadena de pollo frito siempre se distinguió por conceptos llamativos, incluso excéntricos, para llamar la atención de los consumidores. Esta pasada Navidad 2019 no fue la excepción para KFC. Para esta ocasión, lanzó una serie de videos de animación que pinta una escena exagerada de los problemas a los que la gente se enfrenta para la cena de las fiestas. Pero la empresa no está lija para dejar ir el espíritu de la época, como deja ver su nueva campaña.


Notas relacionadas


Su nueva campaña es relativamente sencilla en idea y ejecución. Busca mostrar qué es lo que pasa con Santa el resto del año, una vez que pasa la Navidad. La compañía sigue al icónico personaje que, cansado, está en su baño viendo su rostro con cansancio. Entonces, empieza a recortar y rasurar su barba y su cabello, así como cambiar su vestuario, para trabajar el resto del año. Al final, el anuncio revela que se convierte en la icónica mascota, el Coronel Sanders.

Pensando fuera de la caja

Así como el Coronel Sanders lo es para KFC, muchos personajes se han convertido en un símbolo para sus respectivas marcas. Hace un par de semanas, la aseguradora Geico revivió a varias de sus mascotas más populares para una campaña llena de acción. Ryan Reynolds se ha convertido en una especie de ícono en las iniciativas comerciales de American Gin. Por su lado Aeroméxico llevó a otro nivel el uso de estrellas en internet para su iniciativa del Buen Fin.

Hay que reconocer el ingenio de KFC en esta última campaña. La razón por la que no muchas marcas continúan con la fiebre de las fiestas decembrinas después de Año Nuevo es que ya no hay ninguna fecha a la cual aspirar. Con la excepción de los países donde se celebra el Día de Reyes, el primero de enero es la última oportunidad que tienen las empresas para no pasar por oportunistas. Después, es difícil crear mensajes que no parezcan estar fuera de tiempo.

Justo por eso es tan genial la campaña de KFC. La activación acepta que ya pasó el momento de los mensajes que hacen referencia a la Navidad y las fiestas decembrinas. Pero en lugar que esto afecte su rendimiento, se utiliza como un recurso para hacer más fuerte y atractiva la narrativa del video. Es pensar fuera de la caja, para llegar a una activación potente y concisa. Algo que otras empresas deberían de copiar para cuando llegue el próximo mes de diciembre.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299