• Con 59 mil 250 millones de euros en ventas, Audi es la marca más valiosa de Volkswagen

  • La compañía alemana está por debajo de rivales como Toyota, Mercedes-Benz y BMW en valor de marca

  • En 2018 la fabricante alemana vendió únicamente 10 mil unidades Bentley, su marca de lujo

Dentro de la industria automotriz, una de las marcas más fuertes del mercado es Volkswagen. En 2018, la compañía produjo alrededor de 11 millones de vehículos a escala global. Y de acuerdo con Statista, es considerada la décima empresa de mayor valor en su rubro de todo el planeta. En 2016, durante el Paris Motor Show, presentó un prototipo de automóvil eléctrico. Entonces, dijo que costaría menos de 30 mil dólares, haciéndolo el modelo más económico del mercado.

Poco menos de tres años después, la compañía finalmente está en la recta final de cumplir este sueño. De acuerdo con Bloomberg, Volkswagen comenzó su campaña de promoción para su modelo ID. La compañía no solamente tiene planeado invertir decenas de millones de euros en los próximos meses. Además, está preparándose para presentar a los usuarios la opción de pre-comprar el vehículo este mayo, con meses de anticipación al lanzamiento.

Jochen Sengpiehl, presidente de marketing en Volkswagen, apuntó que lanzarán un nuevo sitio web para su auto. A través del ID.Hub las personas no solo podrán apartar su propio automóvil. Asimismo, podrán recibir consejos sobre cómo cuidar y prepararse para tener un coche eléctrico. “Nuestra campaña está iniciando mucho antes de lo normal y no solo cubrirá el producto. Vamos a lograr que este tipo de vehículos estén disponibles a las masas”.

Volkswagen y el riesgo de copiar estrategias de marketing

Bloomberg apunta que Volkswagen se inspiró en Elon Musk para su campaña. Para el Model 3, Tesla abrió la posibilidad de reservar un auto con mil dólares. En julio de 2017, la compañía tenía más de medio millón de interesados. Un año después, la compañía pidió a los 450 mil restantes otro depósito de tres mil 500 para comenzar la producción. Con ambas iniciativas, la marca habría reunido hasta mil 575 millones de dólares (mdd) sin inversión privada.

Copiar estrategias de marketing parece ser una tendencia en la industria mundial. Hace medio mes, la compañía de cerveza Carlsberg comenzó una curiosa campaña publicitaria, donde promocionó tweets que criticaban su producto. La iniciativa fue muy similar a la que empleó KFC en noviembre de 2018, donde hizo algo casi idéntico para unas nuevas papas. Pero al contrario del Coronel Sanders, la compañía realizó un exitoso rebranding.

Así pues, no solo es popular copiar campañas de marketing. Parece ser una estrategia viable para el éxito. Para Volkswagen, una inversión similar a la que recibió Musk en su momento significaría que podría ganar, en cuestión de unos meses y sin mayor esfuerzo, 0.6 por ciento de sus ingresos globales en 2018. Este flujo de dinero le serviría para financiar la producción de sus nuevos automóviles eléctricos, así como quería hacer Tesla en su momento.

Pero al contrario de Tesla, Volkswagen no tendría problemas de producción. Solo en 2018, la automotriz consiguió manufacturar alrededor de 11 millones de vehículos. Es decir, 22 veces más de las solicitudes que Elon Musk recibió del Model 3. Al reutilizar la estrategia fallida de su rival, la marca alemana no solo puede beneficiarse de los puntos buenos que disfrutó Tesla. También podrá aprender de sus errores y reajustar sus recursos para evitar cometer las mismas equivocaciones.