x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Por tercera ocasión en poco más de dos años, la marca SeaWorld acaba de perder su CEO

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
De acuerdo con el ahora ex-director ejecutivo de la marca, salió de la compañía por desacuerdos con la junta de directivos a cargo del parque temático
  • SeaWorld permanece cerrada desde hace varias semanas por culpa de la pandemia de COVID-19

  • Para sustituir la vacante de CEO, se espera que el director de finanzas de la compañía ocupe su lugar de forma interina

  • No se elegiría otro líder para la marca al menos hasta que los parques de la compañía puedan volver a abrir

Resulta crucial para las compañías mantener un liderazgo fuerte. Esto es especialmente cierto en momentos de crisis económica como los que atraviesa en este mismo momento el mundo. No solo es importante para asegurar una operación inteligente de la marca en cuestión a corto y mediano plazo. La presencia de un CEO o presidente fuerte al frente de una empresa puede ser un símbolo de éxito a futuro. También se puede decir mucho de la carencia de esta figura.

Todo este preámbulo es relevante a raíz de las noticias que reporta AP. En una carta a su grupo de inversores, la marca SeaWorld informó que acaba de aceptar la renuncia de su CEO, Sergio Rivera. El especialista asumió las riendas del parque temático apenas en noviembre del año pasado, por lo que su liderazgo apenas duró cinco meses. Pero no es el único detalle crucial de su partida. Además, resulta el tercer ejecutivo en abandonar este puesto en solo dos años.

Rivera habría abandonado las riendas de la marca a raíz de una serie de desacuerdos con la junta de directivos de SeaWorld. Específicamente, el ahora ex-CEO señaló que no le parecía adecuado el nivel de interacción que este grupo tenía con la toma de decisiones de la marca. Estas razones hacen eco a las que dio Gustavo Antorcha, su predecesor, cuando presentó su renuncia en septiembre pasado. No se sabe cuándo o quién podría ocupar su lugar a futuro.

Buscando un buen líder de marca

Desgraciadamente, no es poco común escuchar el caso de un CEO que decide abandonar su puesto. En diciembre del año pasado, el director ejecutivo y el de finanzas de Expedia salieron de la marca, también por desacuerdos con la junta directiva. A inicios de febrero, también se anunció que líder de LinkedIn dijo que cortaría lazos con la marca, sin entrar en detalles. Y en octubre pasado, a raíz de la falta de resultados, Nike tuvo que dejar ir a su líder Mike Parker.


Notas relacionadas


Es muy interesante que los últimos dos CEO de SeaWorld hayan citado problemas con la junta directiva como la razón de su renuncia. Y también es llamativo que estos retos hayan causado la salida de al menos tres directores ejecutivos en tan poco tiempo. Es claro que no hay una dinámica virtuosa entre las cabezas de las compañías y el grupo de presidentes. Algo que es menos que conveniente en un momento de crisis como el que plantea la actual pandemia.

También es una importante lección sobre la dinámica que debe existir entre la junta directiva de una marca y sus CEOs. Es muy importante que ambos roles de poder tengan influencia sobre las decisiones de la compañía. Sin embargo, también es crucial que este grupo de presidentes confíe plenamente en las capacidades de su director ejecutivo. De lo contrario, será imposible que éste pueda llevar a cabo efectivamente el trabajo que le encomendaron.

Los efectos de las crisis internas

SeaWorld no es la única marca en el mercado que evidentemente está viéndose afectada por una serie de desacuerdos o incidentes internos. WeWork aún no ha logrado poner en orden su organización, lo que le ha costado una inversión de tres mil millones de dólares (mdd) crucial para su recuperación. Zoom, ante un escándalo de privacidad en su plataforma, debió detener las actualizaciones a su software de videollamadas para atender todos los miedos del público.

Que las compañías enfrenten crisis internas resulta muy peligroso para la operación de su marca. De acuerdo con O’Dwyers, un mal manejo de la misma organización puede ayudar a exacerbar los retos externos que enfrenta la compañía. Asimismo, de acuerdo con Mission Mode, no saber comunicarse efectivamente con todos los agentes relevantes puede resultar en una situación más grave. Y IC Kolectiff señala que puede deteriorar la cultura empresarial.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados