• El Prime Day se celebra desde el 2015 para promocionar la membresía premium de Amazon

  • Si bien lo más llamativo de este evento es la parte ecommerce, la más afectada por la COVID-19, hay otros elementos en juego

  • Por ejemplo, la marca también ofrece a sus suscriptores acceso a sus plataformas de streaming de video y audio

La COVID-19 ha probado ser muy dolorosa para la industria de los eventos. Debido a la alta tasa de contagio de la enfermedad, no es recomendable que se reúnan grandes grupos de personas en un único lugar. Sin embargo, hay ciertas cumbres y acontecimientos que, cuando menos a primera vista, no deberían necesitar que se aglutinen demasiadas personas. Pero en la cuestión operativa, al menos en el corto y mediano plazo, parecen cada vez más inviables.

Justo esta pequeña problemática parece estar a punto de causarle un enorme dolor de cabeza a Amazon. De acuerdo con Reuters, la compañía de retail estaría pensando posponer un par de meses el Prime Day, uno de sus mayores eventos de marketing. Por lo general, la compañía celebra esta “festividad” comercial para promover las ventajas de su servicio de suscripción a mediados del año. Pero con la crisis de la COVID-19, sería una cuestión inviable para la marca.

La información todavía no ha sido confirmada oficialmente por la retailer. Sin embargo, Reuters apunta que obtuvo estos datos al obtener documentos internos de la marca. Se espera que el nuevo Prime Day tenga lugar en agosto, con la esperanza que la COVID-19 ya haya pasado su peor momento para entonces. Sin embargo, el cambio sería muy caro para la marca. De hecho se estima que podría costarle unos 10 millones de dólares (mdd) por las pérdidas operativas.

El costo de la COVID-19 para Amazon

Junto con el Prime Day, otros eventos se han pospuesto varios meses, de forma indefinida, o hasta suspendido definitivamente. Por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Tokio tuvieron que ser movidos todo un año para evitar cualquier problema por la COVID-10. Dentro del sector de marketing, Cannes Lions canceló hace unas horas formalmente su edición 2020, postergando la siguiente reunión hasta 2021. Y varios lanzamientos de cine llegarían luego de lo esperado.


Notas relacionadas


Pero hay que volver a la situación de Prime Day y Amazon. Aunque no se trata de una decisión oficial, sí tiene lógica que la compañía ya esté considerando la postergación de su evento de marketing. La COVID-19 ya está costándole muchos dolores de cabeza a la compañía, con las crisis de marca por explotación de trabajadores y su limitada capacidad de venta. Así, lo que menos necesita es presión adicional en sus almacenes en busca de superar expectativas.

Sin embargo, hay que ser muy claro que probablemente perderá mucho dinero con la decisión. Claro, no es una regla que este día siempre tenga que caer en julio. Sin embargo, es claro que Amazon se prepara con mucha anticipación para esta celebración. Los mismos papeles que vió Reuters apuntan que la marca tiene muchos dispositivos en camino, que deberá ahora vender con descuento para liberar espacio. Así que la COVID-19 no le ha beneficiado mucho.

Ecommerce como solución a la pandemia

Las dificultades de Amazon ponen en duda una creencia muy popular entre los expertos del mercado en torno a la COVID-19. En concreto, que los sistemas de comercio electrónico son una buena forma de reactivar la economía, aún con la pandemia en plena fuerza. Esto se ha pensado especialmente para los pequeños negocios. Asimismo, algunos agentes apuntan que la familiaridad del público con estas técnicas hoy podría significar mayores ingresos mañana.

Por supuesto, la situación de Amazon no necesariamente refleja la del resto de la industria. De acuerdo con Bloomberg, la adopción del ecommerce en Estados Unidos (EEUU) está en su nivel más alto, gracias precisamente a la COVID-19. Por otro lado, YouStory asegura que la demanda en India de estas soluciones electrónicas también está creciendo a gran velocidad. Y en datos de Channable, ha dado la oportunidad a las marcas de atraer clientes a su negocio.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299