• Amazon asegura que el desdén de Donald Trump es la principal razón para perder el negocio en primer lugar

  • El presidente de EEUU repetidamente ha expresado su disgusto ante Jeff Bezos y el Wasington Post, un medio de su propiedad

  • Se espera que el proyecto del Pentágono le ayude al Ejército a acelerar su comunicación y capacidades de análisis en combate

Hay varias industrias donde las grandes compañías de tecnología luchan unas contra otras por el dominio del mercado. En smartphones, Google y Apple tienen una eterna lucha tanto en hardware como en software. Dentro del mundo del streaming, la marca de Tim Cook y Amazon buscan posicionarse ante los líderes del sector. El negocio gaming de Microsoft podría estar bajo amenaza de Stadia. Pero una de las peleas más fascinantes está en el cloud computing.

Y está a punto de ponerse mucho más interesante. En octubre del año pasado, se decidió una batalla intensa entre Microsoft y Amazon. Las dos compañías, grandes nombres en el entorno del cloud computing, estaban compitiendo por un contrato del Pentágono, valuado en unos 10 mil millones de dólares (mdd). Al final, la institución de gobierno otorgó el negocio a la empresa  fundada por Bill Gates, algo que enfureció a Jeff Bezos. Incluso pidió lanzar una investigación.

Ahora, es momento de la revancha. De acuerdo con AP, el Pentágono está reconsiderando la decisión de negocio, después de las quejas de Amazon. La institución de gobierno pediría 120 días para volver a revisar “ciertos aspectos” del proceso que otorgó el negocio a Microsoft. Sin embargo, negó aceptar que la compañía de Jeff Bezos tuviera razón en su acusación. En su momento, la retailer señaló que Donald Trump había influido injustamente en la determinación.

Un golpe contundente al negocio de Microsoft (o Amazon)

La computación en la nube se ha vuelto un mercado bastante interesante, por las aplicaciones que tiene en prácticamente cualquier industria. Por ejemplo, Google y AT&T están trabajando para unir sus habilidades y crear un negocio de cloud computing, potenciado por 5G, para las compañías. Hace unos días, el grupo WPP realizó la compra de una startup de computación en la nube para reforzar su portafolio. Hasta en gaming tiene el poder de cambiar el panorama.


Notas relacionadas


Pero habría que volver al negocio de Amazon y Microsoft con el Pentágono. El encargo es muy importante para las dos compañías. No solo el número de 10 mil mdd es suficientemente alto como para justificar la pelea. También podría tener implicaciones a futuro para la imagen de la marca ganadora ante otros clientes. El voto de confianza del Ejército de los Estados Unidos (EEUU) podría ser crucial para ganar clientes en el entorno privado. Y hay aún más cuestiones.

Hasta ahora, Amazon es el líder indiscutible en cloud computing. El contrato con el Pentágono, si logra arrebatárselo a su rival, le permitiría ensanchar su ventaja no solo frente a Microsoft, sino también ante agentes como Google. Por el contrario, este negocio podría ser el impulso que necesita la marca fundada por Bill Gates para emparejarse en volumen a la retailer. Algo que no le convendría, viendo los años de experiencia que tiene en el mercado la competidora.

Las cifras del cloud computing

Como ya se dijo, el negocio del cloud computing es tan atractivo por todas las aplicaciones que tiene en el mercado. Como lo demuestra Google con Looker, permite a las compañías el lograr análisis de datos más complejos y eficientes. También habilitaría un consumo distinto de servicios digitales, tanto de parte de los usuarios finales como de las mismas empresas. Por otro lado, está probando ser una potente aliada para el desarrollo de Inteligencia Artificial (IA).

De acuerdo con Gartner, solo en 2020, se espera que el negocio de cloud computing global crezca en un 17 por ciento anual. Para finales del año, tendría un volumen de 266 mil mdd. En datos de Statista, esto implica que habría crecido en más de cuatro mil 570 por ciento desde 2008. Y en datos de Market Watch, las marcas más grandes en esta industria son las marcas Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure, IBM, Aliyun, Google Cloud Platform, etcétera.