• Un estudio de Citi, retomado por Forbes, estima que Google recibirá ingresos por 17 mil mdd en cloud para 2020

  • La cifra, aunque importante, sería todavía menor a la expectativa de Amazon, que conseguiría 44 mil mdd ese año

  • Microsoft, el segundo jugador global en el mercado, apenas superaría a la subsidiaria de Alphabet con 19 mil mdd

En estimaciones de Markets And Markets, el mercado global de computación en la nube alcanzó un tamaño de 272 mil millones de dólares (mdd) para 2018. Si bien es una cifra envidiable, es poco comparado con los 623 mil 300 mdd que se espera alcance en 2023. Esto significaría una tasa anual de crecimiento compuesto de 18 por ciento. Con tales expectativas, grandes tecnológicas como Microsoft, Amazon y Google buscan desesperadamente ser líderes.

Pero por el momento, la ventaja parece estar del lado de Google. Su negocio Cloud acaba de anunciar la multimillonaria compra de la firma de la firma de análisis de datos Looker. Thomas Kurian, CEO de la unidad, espera que la compra (valuada en dos mil 600 mdd) se concrete a finales del 2019. El ejecutivo apuntó que aún faltan las aprobaciones regulatorias. Asimismo, recordó que la relación entre ambas marcas permite ya dar atención a más de 350 clientes.

Mediante una carta a inversores de Alphabet, Sundar Pichai, CEO de Google, reafirmó que una de sus metas más cruciales es “ayudar a otros negocios a lograr sus misiones”. Kurian dijo que la firma de datos mejorará el servicio de Cloud en dos dimensiones. Primero, le ayudará a “definir métricas de negocio de forma consistente a lo largo de fuentes de datos”. Segundo, le permitirá crear “aplicaciones de inteligencia y soluciones específicas para casos puntuales”.

Google en la guerra del cloud computing

Solo 24 horas antes de la compra de Looker, Microsoft Azure y Oracle Cloud anunciaron una alianza para combinar sus sistemas. Y de hecho, ese mismo día Google también presentó mejores esquemas de precios para sus clientes. Otras marcas también han estado muy activas en la industria. Xbox y PlayStation terminaron una rivalidad histórica para aliarse en cloud gaming. Y el fracaso del iPhoneX favoreció notablemente el negocio en la nube de Amazon.

La compra de Looker llega precisamente una semana tras una adquisición de Amazon. Entonces, la marca de Bezos adquirió dos unidades de negocio de Sizmek, una firma de publicidad programática decidida a robarle el mercado a Google. Es difícil ver las transacciones como otra cosa que no sean golpes directos entre las tecnológicas. Y es que, así como la retailer online es líder en cloud computing, el proyecto de Pichai es el más grande en anuncios digitales.

Integrar Looker a su vertical de negocio le permitirá a Google Cloud, al menos a corto plazo, a hacer más fluida la experiencia de sus clientes. Y como lo han reflejado ya en otras industrias, es crucial para las marcas reducir la fricción que sufren personas y empresas en su proceso de compra. A largo plazo, la experiencia de Looker permitirá a Kurian y su equipo reforzar su capacidad en análisis de datos. Y, con suerte, crear nuevas soluciones para su audiencia.

Pero la gran barrera de Google contra Amazon es el abismo entre sus segmentos de la industria. En cifras de Canalys, mientras Pichai tenía el 8.5 por ciento para 2018, Bezos controlaba 31.7 por ciento. Al mismo tiempo, la subsidiaria de Alphabet crecía a 93.9 por ciento anual, al tiempo que su rival “apenas” logró 47.1 por ciento. Uno de los lados tiene un buen impulso, más aún tras la adquisición de Looker. Solo falta ver si será suficiente para vencer al líder del mercado.