• Stranger Things 3 presuntamente tiene lugar en el verano de 1985, meses antes del lanzamiento de Windows 1

  • Estudios de Nielsen señalan que Stranger Things es de los shows originales de Netflix con mayor rating

  • Hasta ahora, 18.2 millones de cuentas han terminado de ver la tercera temporada de la serie completa

Es evidente que la Stranger Things-manía no terminará en ningún momento pronto. Para sumarse a la tendencia de la serie original de Netflix, Microsoft presentó hace unos días una versión modificada de su sistema operativo Windows 1. La nueva app para PC, denominada Windows 1.11, recrea viejos programas de la compañía, como Microsoft Paint y Write.

Además, la aplicación también incluye un videojuego promocional de Stranger Things. Los gráficos de este título están modificados para simular el estilo gráfico de la época. El programa está disponible de forma gratuita a través de la Tienda Microsoft. Además, para anunciar su alianza con Netflix, la tecnológica subió un pequeño video a Twitter.

¿Netflix está desgastando la marca Stranger Things?

Microsoft no es la única en sumarse al tren de la serie. En 2017, Lyft le jugó algunas bromas a sus pasajeros para promocionar la serie. Shutterstock y Ikea decidieron aprovechar la popularidad de Stranger Things en sus propias campañas. Y compañías como Burger King y Nike no ha desaprovechado la oportunidad para aliarse con Netflix y compartir su gloria.

Sin embargo, esto no significa que la implementación de Netflix haya sido perfecta. Hace unos días, se metió en un severo problema en España cuando utilizó, sin autorización, los derechos de una serie popular en el país. Asimismo, ha recibido algunas críticas por el extremo uso de productos de tabaco en Stranger Things y otras series. Y algunos proyectos secundarios tampoco tuvieron buena recepción.

Naturalmente, Netflix quiere capitalizar el impulso y entusiasmo de Stranger Things a su favor. Sin embargo, en su meta por equipararse a Game of Thrones, la plataforma podría cometer el mismo error que su modelo a seguir. Es decir, crear expectativas más allá de lo que puede cumplirse a los fanáticos. Y, al final, preparar el terreno para una enorme decepción. Eso sin contar que tanta publicidad de la serie puede agotar a la audiencia tarde o temprano.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.