• Según la investigación, para 2018 apenas una décima parte de las compañías utilizaban una mascota

  • Estudios apuntan que estos personajes ayudan a transmitir emoción y pensamientos en las estrategias de marketing

  • De acuerdo con Venngage, estas figuras también son más populares entre el público que las celebridades

Dependiendo de la industria y los objetivos de cada marca, las estrategias de marketing son distintas. A las compañías cuyo público objetivo se encuentra en ciertas redes sociales, los influencers pueden ser una gran forma de crecer su participación de mercado. Por otro lado, a los pequeños negocios y freelancers, la mejor opción podría ser el networking y relaciones persona a persona.

Pero sin importar el giro o estrategia, a todas las marcas les parece beneficiar tener una mascota. Un estudio de la firma System1, citado por Adweek, apunta que estos personajes ayudan a que las estrategias de marketing sean hasta un 37 por ciento más efectivas. Al mismo, apuntó que el uso de estos recursos parece ir en descenso. Solo en Estados Unidos (EEUU), menos del cuatro por ciento de los comerciales de hecho utilizan estos recursos.

¿Qué compañías pueden beneficiarse de un marketing con mascotas?

A pesar que son pocas las marcas que utilizan a estos personajes, aquellas que lo hacen suelen ser muy reconocidas. El Coronel Sanders es una parte fundamental de prácticamente todas las estrategias de marketing de KFC. Hello Kitty también se ha conseguido posicionar como un fenómeno global, a pesar de los años. Melvin, de Kellog’s, y Sonic, de Sega, también reflejan el peso que tienen estos personajes entre el público.

Más allá de los casos prácticos, varios expertos de la industria coinciden en el efecto positivo de estos personajes para el marketing. Bam Mascots señala que ayuda a aumentar la tasa de interacción de los usuarios hacia la marca. NewsCred cree que también son grandes vehículos de storytelling. Por otro lado, Medium dice que ayuda a que las empresas sean más humanas.

Si estos beneficios son conocidos y amplios, ¿por qué no hay más compañías involucradas en estas técnicas de marketing? Con tantas mascotas tan icónicas en el mercado, es difícil que una compañía pueda crear un concepto verdaderamente único y atractivo. Además, para generar a estos personajes, es necesario más que una animación. También se necesita definir una personalidad atractiva y que resuene con la empresa, algo que no es fácil de conseguir.