• De acuerdo con los familiares de la víctima, Giovanni llevaba su cubrebocas en la mano cuando lo asesinaron

  • El examen post-mortem señaló que, aunque la muerte había sido por un traumatismo en el cráneo, aparte recibió un disparo

  • Las protestas en contra de este incidente califican de brutalidad policiaca la acción de los oficiales que mataron al albañil

A estas alturas del partido, son pocas las personas que no conozcan el caso de George Floyd. Esta víctima de la brutalidad policiaca en Estados Unidos (EEUU) ha desencadenado una serie de protestas en el país que ya han durado varios días. Y que, más importante, han provocado un diálogo internacional en torno al papel de la policía y el racismo en los diferentes países. En México, hay un hashtag que resuena de una forma cada vez más poderosa con este incidente.

De acuerdo con El Diario de Yucatán, hace poco se registró un caso de brutalidad policiaca en Jalisco. La víctima, en este caso, fue Giovanni López. El albañil de 30 años fue asesinado este cuatro de mayo por agentes en una redada que estaba deteniendo a personas que iban sin un cubrebocas. Un video, grabado por su propio hermano, mostró cómo los oficiales lo golpearon hasta la muerte. El caso ha provocado una serie de protestas en México, en especial en redes.

Para las 14:31 horas, el hashtag #JusticiaParaGiovanni ya era la segunda tendencia en Twitter,  con más de 17 mil posts. Muchas de las personas que hablaban de este incidente han hallado varias similitudes entre este asesinato y el que está al centro de las protestas de EEUU. Una parte de la población reclama a otros usuarios prestar más atención al BlackLivesMatter que a la violencia en casa. Y según Sopitas, hasta Guillermo del Toro se ha pronunciado al respecto.

¿El inicio de una serie de protestas en México?

Contrario a lo que otras voces podrían opinar, el racismo y la discriminación es un problema muy real en el país. En las redes sociales frecuentemente se dan encontronazos salvajes entre los usuarios, no todos ellos con una apertura a ideas y culturas distintas. Varias campañas han tratado de concientizar a la población sobre el olvido del que sufren comunidades indígenas. Y en ocasiones, algunas marcas incluso han recibido protestas por decisiones poco inteligentes.


Notas relacionadas


Vale la pena analizar el hashtag de #JusticiaParaGiovanni. En varios países fuera de EEUU se han dado casos de protestas y movimientos sociales que están reclamando contra el racismo y la discriminación profunda en sus territorios. Así pues, México no sería la primer nación en inspirarse de las revueltas por George Floyd para atender casos en lo profundo de su cultura. Y como el caso está generando un ruido respetable en redes sociales, podría crecer aún más.

Por otro lado, hay que recordar que en México hay una clara aversión a la movilización social. Se ha visto, una y otra vez, cuando han surgido protestas por otras causas importantes. No importa que sean colectivos feministas, opositores del gobierno, familiares de desaparecidos o víctimas de la violencia, siempre hay quienes tratan de desacreditar su lucha. Y tal vez, para la desgracia de la pelea en contra del racismo y la discriminación, podría pasar lo mismo ahora.

Movilizaciones sociales en el país

A pesar de la costumbre en México de desacreditar protestas, hay una enorme tradición de marchas y movimientos entre la población del país. En 2017, miles de personas se reunieron para expresar su desaprobación ante el todavía presidente de EEUU, Donald Trump. Cada pocos meses, los taxistas de la capital se reúnen para exigir mejores condiciones de trabajo frente a plataformas como Uber. Incluso ha habido reclamos contra ciertos medios de noticias.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los expertos están de acuerdo ante la efectividad de estas protestas. Ciertamente son excelentes para dar a conocer una causa, como muestra Vox en el hecho que las manifestaciones por George Floyd ya son globales. Según Quartz, pueden provocar cambio político porque motiva a la gente a involucrarse con el futuro de su país. Pero el Atlantic dice que no siempre hay quienes estén dispuestos a darle continuidad al proceso.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299