• El sistema operativo Android es, a escala global, el más utilizado entre todos los usuarios móviles

  • La marca de tecnología reafirmó que muy pronto se darán nuevos detalles sobre el lanzamiento del software

  • A raíz de las protestas por la muerte de George Floyd, se han registrado saqueos y vandalismo en varias partes de EEUU

Desde hace varios días que el tema más importante en Estados Unidos (EEUU) es el asesinato de George Floyd. El ciudadano afroamericano murió después que un policía lo asfixiara con su rodilla, aún después que se había sometido a las autoridades y rogara que no podía respirar. El evento ha causado frustración y enojo público a gran escala en todo el país, apoderándose de los reflectores. Y ahora, los planes de más de una marca podrían verse interrumpidos por esto.

En información de Reuters, la primer marca que está viéndose afectada por las protestas en el caso de George Floyd sería Google. La tecnológica tenía planeado revelar la versión beta de su sistema operativo Android 11 la próxima semana. Sin embargo, a través de redes sociales oficiales, aseguró que iba a posponer esta presentación. Esto, directamente a consecuencia del ánimo de incertidumbre y descontento social que se percibe a lo largo de todos los EEUU.

A través de un mensaje en su página oficial para desarrolladores de Android, la marca reafirmó que está muy emocionada de mostrar todas las novedades de su nuevo sistema operativo. Sin embargo, reafirmó que “ahora no es el momento para celebraciones”. La presentación iba a ser el próximo miércoles a través de un evento virtual. Sobre la nueva fecha de lanzamiento, la tecnológica señaló que sería pronto, pero no entró en detalles ni dió un día futuro concreto.

Una adecuada acción de marca

No es la primera vez que algún movimiento social se le atraviesa a los planes comerciales de alguna marca. El año pasado, por ejemplo, la reputación de Chile como país se vio impactada de forma negativa a raíz de todos los disturbios que se dieron a lo largo de la nación. También es frecuente que en la Ciudad de México grupos de taxistas expresen su descontento contra Uber y rivales. En su momento, incluso se le acusó a Apple de conspirar con ciertos disturbios.


Notas relacionadas


Con respecto a la decisión de Google, representa un movimiento adecuado. Lo que sucede en EEUU con el asesinato de George Floyd es una situación grave que vuelve a remarcar el reto de la discriminación y el abuso de poder en la nación norteamericana. Así que no solo ninguna marca querrá estar en el lado equivocado de la discusión. Lo que parece mejor para cualquier organización comercial es poner la mayor distancia posible, para no provocar a las audiencias.

También podría ser una muestra de cómo ha cambiado la susceptibilidad de las compañías a los temas de corte más social. Por supuesto, no es la primera vez que Google es sensible a un tema no-comercial externo. Sin embargo, las protestas de George Floyd podrían ser una forma de comprobar qué marca realmente entendió que el público necesita que los agentes privados se involucren más. Y, claro, ver cuáles organizaciones no lograron sacar nada de la pandemia.

Reaccionando ante protestas sociales

No siempre una marca debe responder a un evento externo. A veces, este tipo de situaciones las involucran directamente. Por ejemplo, Walmart se vio asolada por protestas dirigidas contra su cadena de tiendas durante las revueltas de Chile el año pasado. Una tienda de Target acaba de ser saqueada en medio de las manifestaciones por la muerte de George Floyd en EEUU. Y hace poco que fábricas de Nissan en España ardieron luego de su decisión de salir del país.

Con respecto a la muerte de George Floyd, sin embargo, hasta ahora casi ninguna marca se ha decidido a hablar. De acuerdo con AdAge, solo Nike presentó un anuncio para protestar la muerte del ciudadano afroamericano y llamar a un alto al racismo. Según Buzfeed News, de hecho varios influencers de la comunidad negra han llamado a mayor acción de parte de las empresas. Y Forbes dice que también agentes como Beyoncé y Cardi B se unieron al reclamo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299