FIFA espera ganar 6.440 millones de dólares en 2019-2022.

Su gran salvavidas será el Mundial de Qatar 2022, donde le organismo tiene previsto ganar 4.682 mdd

El organismo ofrecerá un plan de ayuda para las federaciones extranjeras de 1,500 mdd

Uno de los negocios que más fuerte ha resentido la pandemia de coronavirus es el futbol. Varios de los clubes más poderosos, ligas de renombre y, por supuesto, el máximo organismo rector, FIFA, han tenido pérdidas millonarias en los últimos meses tras la suspensión de diversas competencias y, sobre todo, por la ausencia de público en las gradas.

FIFA recortó en 120 millones de dólares su previsión de ingresos para el ciclo 2019-2022. Esto representa una caída del 1,8%. Es así que el máximo organismo rector del futbol espera facturar 6.440 millones de dólares en 2019-2022, un golpe muy duro para una asociación acostumbrada a llenar sus arcas de ganancias jugosas.

Los números no mienten acerca de la preocupación En el ciclo 2015-2018, FIFA registró un 28% más de facturación (6.421 millones de dólares). Para el ciclo 2019-2022 se ha presupuestado un incremento de sólo el 0,2%.

Es así que para 2020, FIFA espera unas ganancias de tan solo 250 millones de dólares, una cifra sensiblemente por debajo de los 766 millones de dólares que facturó en 2019, durante el Mundial femenino de fútbol en Francia.

Contenido relacionado:

LaLiga de España usa sonido ambiental y público de FIFA 20… y los fans se burlan

El Mundial de Qatar 2022 será el gran salvavidas de la FIFA, donde, si todo sale bien, se prevén ganancias de una cifra que ronda los 4.682 millones de dólares. De esa manera se compensarán los números rojos del periodo 2020-2021.

Para 2021 la FIFA tiene un presupuesto de 742 millones de dólares: 49% procederá de derechos televisivos (365 millones de dólares); 23% del patrocinio (174 millones); 20% de los derechos de licencia (145 millones), y 8% de otros ingresos (58 millones de dólares).

Los planes de ayuda a nivel internacional

Sin embargo, lo anterior no ha sido impedimento para que la FIFA haya echado a andar un plan de ayuda para las federaciones extranjeras de 1,500 millones de dólares para mitigar el impacto de la pandemia de Covid-19. El préstamo de la FIFA consistirá en subvenciones y préstamos sin intereses para hacer frente a los problemas presupuestarios de estas federaciones que la han pasado mal con la emergencia sanitaria.

Para cuidar que estos préstamos sean usados de la manera más transparente posible se creará un comité de dirección que supervisará la puesta en práctica de estos mecanismos de gobernanza, mismo que será liderado por Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión de Gobernanza de la FIFA.

Una de las condiciones de la FIFA a la confederaciones que deseen obtener este apoyo económico es que que al menos un 50% de los fondos transferidos se inviertan en el fútbol femenino con el objetivo de seguir impulsando un futbol que con el paso de los años cada vez gana más popularidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299